La Dirección General de Tráfico (DGT) pondrá en marcha una campaña de control de velocidad entre los días 31 de marzo y 6 de abril, un operativo en el que colaborarán las policías locales de la provincia.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, incidió en que «circular a una velocidad adecuada podría evitar un cuarto de los accidentes mortales». De este modo, «el exceso de velocidad se convierte en uno de las principales causas de accidentes y percances, de ahí que es imprescindible cumplir con los límites para cada carretera», añadió. En este sentido, argumentó que «la campaña que se desarrollará la próxima semana tiene como objetivo concienciar a los conductores de que deben circular a la velocidad adecuada».

También insistió la subdelegada en que «a 120 kilómetros por hora necesitamos una distancia de un campo de fútbol para detener el vehículo». Aseguró que «el exceso de velocidad no solo incide en la seguridad vial, sino que tiene también una influencia negativa sobre el medio ambiente, la calidad de vida y el consumo del combustible».

La velocidad es un factor desencadenante de accidentes y, en todo caso, agrava sus consecuencias. Por eso, a partir de 80 km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en un atropello. A una velocidad de 30 kilómetros por hora, el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10 por ciento.