La venta de cartones de bingo disminuyó un 40 por ciento desde 2007 en Castilla y León debido a la crisis económica que afecta al sector, según explicó el secretario general de la Consejería de Interior y Justicia, Luis Miguel González Gago, durante la inauguración de las ‘Jornadas de modernización del subsector del bingo en la Comunidad’. En concreto, las ventas de cartones pasaron de los 174 millones de euros de 2007 a los 134 millones de euros en 2009 y en los ocho primeros meses de 2010 se situaron en 72 millones.

En estos momentos, en Castilla y León funcionan en la actualidad 21 salas de bingo, que adquirieron en 2009 más de 65 millones de euros en cartones para su distribución y generaron unas tasas de más de 26,9 millones de euros. En este sentido, González Gago resaltó la importancia del sector en la Comunidad tanto por el volumen de empleados, ya que cuenta con 1.200 trabajadores, como por la recaudación en tributos de juego. “Desde Castilla y León hemos hecho las modificaciones legales oportunas en la ley de juego para permitir que el gobierno regional pueda regular el juego online”, dijo.

“Como es una regulación compleja estamos en ello y esperamos llegar a ser seguramente la primera Comunidad que pueda regular e implantar la regulación del juego remoto en general que no permite una presencia física del jugador. Contamos con que la primera fase de proyecto esté antes de finalizar el año”.

Ante esta situación, González Gago destacó la importancia de incrementar las inversiones empresariales en las salas, modernizar los sistemas de juego y de ofrecer más garantías de seguridad en el juego para los clientes, además de potenciar la difusión social en los medios de comunicación. En este sentido, González Gago recordó que la Junta de Castilla y León ha adoptado en los últimos años diversas medidas para facilitar la modernización del juego del bingo y animó a los empresarios a invertir y aprovechar estas posibilidades.

Desde la Junta, dijo, impulsarán la adopción de medidas para reforzar el sector del bingo: la implantación de un bingo electrónico, zonas habilitadas en los bingos donde, a través de terminales se podrán conectar todos los bingos, las partidas serán más ágiles y atraer a nuevos clientes. Otra de las medidas será la impresión de cartones en sala, ya que la impresión del cartón físico del bingo es un efecto estancado. “Hasta ahora se compraban físicamente a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, con las nuevas tecnologías lo que se permitirá es que existan esos cartones de manera virtual, de tal manera que la compra se va hacer directamente por los bingos a la Consejería de Hacienda de Castilla y León lo que evita tener stock y permite estar abierto 24 horas al día”, relató González Gago.

Por otra parte, la última de las medidas constaría en la posibilidad de instalar en las salas las ‘maquinas de tipo E’, basadas en el juego del bingo, con pantalla, similares a las tragaperras y que pueden interconectarse entre sí. “Se esta haciendo un gran esfuerzo empresarial por no cerrar las salas, por tener un elemento más de diversión en esos municipios y esperamos que con la adopción de estas medidas puede ser una realidad el que se vuelva abrir un bingo como manera de asueto”, dijo Gago. “En época de crisis también se puede incentivar al sector empresarial, requiriendo su inversión y que vayan asociadas las nuevas políticas a las nuevas tecnologías”, concluyó.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bingos de Castilla y León (ASECAL), José Ballesteros, informó de la problemática en el sector del bingo dentro de la Comunidad como consecuencia de la caída tan fuerte de la economía y “sobre todo al tema de los juegos online”. “Nos están haciendo mucho daño, ya que son juegos ‘alegales’ porque no tienen ninguna contribución a las arcas de la Autonomía”, añadió.

Las provincias de Castilla y León que más han sufrido la caída del sector del bingo son Zamora, con un 50 por ciento de pérdidas, y la provincia de Soria, con un 60 por ciento de caída. “El nivel medio en toda la Comunidad es un 42 por ciento, una caída muy fuerte e insostenible para mantener las empresas abiertas y hay que tener en cuenta que este sector en Castilla y León tiene 1.200 empleos directos”, concluyó el presidente de ASECAL.

Respecto a las apuestas deportivas en Castilla y León, González Gago informó de que en la Comunidad no hay existencia de ese tipo de apuestas. “Sólo País Vasco y Madrid tienen esa modalidad y desde la Junta creemos que hay que estar acompasado con la realidad. No apreciamos a corto plazo a implantar salas”, informó González Gago.