«No se sabe que va a pasar en esta legislatura. No estamos capacitados para decir que no se va a construir un parking en esta legislatura. Aquí hay un pacto que yo he firmado pero nada más.» Con estas declaraciones el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes se refería al pacto firmado con el portavoz de Izquierda Unida, Luis Peñalosa sobre el polémico proyecto del aparcamiento de Los Tilos del que Arahuetes tuvo que desprenderse para obtener el apoyo de Peñalosa en las pasadas elecciones municipales.

El aparcamiento de la ladera del Paseo del Salón ha vuelto a saltar a la actualidad por la reciente visita de una representante de la Icomos-Internacional quien ha estado realizando el nuevo informe, a petición de la Junta de Castilla y León, sobre la cuesta de la viabilidad del proyecto. Así lo ha manifestado el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, quien ha señalado que la técnico, de origen francés ha estado en la ciudad desde el pasado día 25 de octubre, coincidiendo con la festividad de San Frutos, hasta la mañana de hoy.

Durante en su estancia en Segovia, la francesa ha realizado un exhaustivo trabajo manteniendo reuniones con diferentes representantes de instituciones como la Academia de Arte y de Historia de San Quirce, técnicos municipales y del Ministerio, y con Luis Peñalosa de Izquierda Unida, como ha comentado Arahuetes en rueda de prensa. «Que yo sepa el Partido Popular no ha hablado con ella»; ha añadido el edil.

La representante de la Icomos-Internacional habría llevado a cabo auditorías y estudios de diferentes partes de la ciudad como San José, Casco Histórico, la Judería, Canonjías, Nueva Segovia, el aparcamiento de Padre Claret y el de las Oblatas…»Ha visto todo, absolutamente todo y ha trabajado mucho en la calle». Un gran trabajo, como ha calificado Arahuetes, de conocimiento de la ciudad, así como de los proyectos que en ella se llevan a cabo como el Plan de Áreas Históricas, Plan de Movilidad o las directrices de ordenación.

En este sentido, Arahuetes ha comparado el gran trabajo de la francesa con el de la anterior técnico. «Se ha llevado documentacion más que suficiente para poder emitir un informe por lo menos motivado, no como la que venía de Burgos que  hizo en informe en base a dos botellas de vino que se bebió comiendo. Es un hecho objetivo».

Para finalizar Arahuetes prevé que para febrero se pueda aprobar este informe aunque ha señalado que es una suposición suya y que «los tiempos de la UNESCO nada tienen que ver con la realidad y en febrero hay unas convenciones en las que se podría aprobar».