La cooperativa segoviana de leche Mesenor ha presentado, ante el Juzgado de Decano de Valladolid, una querella criminal contra María Jesús Pascual, presidenta del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) y viceconsejera de la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla y León. La querella, presentada el pasado 16 de mayo, pretende la inhabilitación de la viceconsejera de ocupar el cargo público para el que ha sido designada, entre 7 y 10 años según recoge el Código Penal. Además, desde Mesenor se pretende la apertura de una investigación para conocer «si alguien más puede verse involucrado en esto”, según ha declarado Rafael de Frutos, presidente de la cooperación.

Por su parte, Pedro Roldán, gerente de la cooperativa, ha apuntado que “se han visto involucrados malintencionadamente en diferentes medios, atentando contra su imagen y honor”, cuando se publicó en marzo de este año, que Mesenor era dada de baja de la marca Tierra de Sabor, información de la que la cooperativa, dice, conoció a través de los medios de comunicación y no a través de la propia Consejería.

La querella presentada, se sustenta en varios pilares fundamentales, como “la negativa a la subsanación de los hechos que motivan la baja de Mesenor por los distintivos de Tierra de Sabor y el mantenimiento de las mismas condiciones en su envase que en el momento de ser autorizados a formar parte de la marca”. Otra base sobre la que se apoya la demanda, es que las “razones que se utilizan para la exclusión de Mesenor de Tierra de Sabor, son arbitrarias y peregrinas”, según a apuntado Roldán, quien ha añadido además que “solo quieren defender su trabajo, su imagen, su esfuerzo y su dignidad”, evitando estar “bajo políticos sin escrúpulos ni conciencia que son derrochadores de los caudales públicos”.

 

Sin el corazón de Tierra de Sabor, y con nuevos textos

La cooperativa ha adoptado nuevos textos en sus envases de leche, que fueron añadidos “antes de su exclusión de la marca Tierra de Sabor”, según se ha apuntado desde Mesenor. El texto que figuraba anteriormente, versaba así:

“La cooperativa Mesenor se funda en el año 1990 como un instrumento de unificar recursos naturales de la provincia de Segovia para elaborar productos de alta calidad. Leche Mesenor es el resultado del esfuerzo de ganaderos segovianos comprometidos con la calidad. Procede de explotaciones de nuestra Tierra y se trata de un propducto natural con el mejor sabor y valores naturales conseguidos a través de los controles sanitarios y de alimentación en nuestras granjas”.

Y en la actualidad, los nuevos bricks, presentan el sguiente texto:

«La cooperativa Mesenor se funda en 1990 como una iniciativa de desarrollo integral unificando los recursos naturales de nuestra Tierra. Leche Mesenor es un proyecto de economía sostenible que busca mantener vivo el medio rural. Ayudamos a garantizar la renta básica de los agricultores y ganaderos que habitan en nuestro pueblos.»

El gerente ha recordado los hechos que les han llevado a presentar esta querella, que se inician en diciembre de 2009, cuando pusieron en marcha la iniciativa de envasar sus productos con la imagen del Acueducto y la sierra de Segovia para posteriormente, en el año 2011, incorporarse en la marca Tierra de Sabor, acción que fue aceptada por la cooperativa para “abrirse paso en diferentes cadenas de distribución”. En mayo de 2012, se realizó una auditoría a las Instalaciones de Cañada Real de la cooperativa, para comprobar el cumplimiento de las condiciones establecidas por la marca Tierra de Sabor, y en noviembre del mismo año, se vuelve a realizar otra auditoría, realizada por el jefe de área de calidad del ITACyL la misma semana de elecciones a Cámaras Agrarias en Castilla y León, tal y como ha apuntado Roldán.

 

La venta de la leche Mesenor se estanca por las ‘turbulencias administrativas’

La exclusión de la Mesenor de la marca Tierra de Sabor, ha dañado la imagen de la marca, según ha apuntado Pedro Roldán y “ha perjudicado la confianza, sembrando dudas en el consumidor” y provocando que organismos independientes, como el Hospital General de Segovia, han optado por dejar de consumir la leche de la marca Mesenor.

Por su parte, Pedro Roldán, ha afirmado que “no se ha visto una bajada significativa de la venta de leche”. “Desde 2009 que comenzó esta iniciativa, hemos tenido un crecimiento significativo”, pero las informaciones vertidas últimamente han hecho que la cooperativa no siga creciendo y se mantenga como en el último año.

Sin embargo, desde la cooperativa, han querido agradecer el apoyo mostrado por parte de la sociedad segoviana, a través de sus muestras de confianza y solidaridad.