Castilla y León acogió en lo que va de año 2009 un total de 2.536 espectáculos taurinos, un 11,73 por ciento menos que en el mismo periodo de 2008, cuando hubo 2.873 festejos, según explicó el consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco, quien presentó los datos estadísticos de este tipo de celebración en el periodo 2005-2009. Precisamente, el número de festejos bajó en un 5,3 por ciento respecto al año 2005.

Fernández Mañueco informó de esta estadística en Íscar (Valladolid) durante la inauguración de las XV Jornadas de Espectáculos Taurinos de Castilla y León. Allí, aludió a los numerosos pueblos y ciudades que, como Íscar, se han visto obligados a recortar su programación festiva y a reducir el número de festejos ofrecidos a sus vecinos como, por ejemplo, la reducción del número de encierros o novilladas y la disminución del número de astados en algunos festejos.

Se desarrollaron ciclos de jornadas o seminarios informativas en todas las provincias de la Comunidad para aficionados, alcaldes, concejales y empresarios, entre otros. También, se impartieron cuatro cursos de formación para 125 personas, además de un curso para delegados de la autoridad con la participación de 51 policías locales y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Precisamente, uno de los principales objetivos de estas jornadas, que se celebran en el Teatro Auditorio de Íscar, es el análisis de la incidencia del nuevo Reglamento General Taurino de Castilla y León. De este modo, la primera mesa redonda se dedicará a esta cuestión.

El segundo día, los participantes contarán con la conferencia del catedrático de Filosofía de la Universidad de la Sorbona de París, Francis Wolf, autor diversas obras como ‘Filosofía de las corridas de toros’, publicada en el 2008, y múltiples publicaciones en materia taurina, destacando ‘Ethique et esthétique de la corrida’, ‘D’un taureau l’autre’, entre otras. Además, como punto final de las jornadas, representantes de la Asociación Taurina Parlamentaria de España participarán, entre otros, en el debate ‘El fomento y difusión de espectáculos taurinos. Objetivos y composición’, en el que se analizará la la dispersión de la normativa reguladora de los Espectáculos Taurinos Mayores en los Reglamentos Autonómicos.

 

Evolución estadística

De los 2.536 espectáculos taurinos celebrados en Castilla y León en 2009, la mayor parte fueron festejos con vaquillas, un total de 849; seguido de encierros urbanos, con 727 casos; mientras que ya por detrás se situaron los encierros mixtos, 130; las capeas, 121; los encierros de campo, 102; las novilladas sin picar, 100; concursos de cortes, 95; corridas, 89; rejoneo, 86; becerradas, 72; festival sin picadores, 63; novillada picada, 39; espectáculos mixtos, 35; toreo cómico, 15; festival con picadores, 12, y un bolsín.

Del total de festejos, la provincia de Valladolid fue la que más celebró, con 727; seguida de Salamanca, con 543; Segovia, con 371; Zamora, con 317 espectáculos; Ávila, con 274; Soria, con 108; Burgos, con 85; Palencia, con 71; y León, con 40 celebraciones.

Por tipo de festejos, los denominados como populares (encierros, vaquillas, capeas y concurso de cortes) fueron la mayoría de los celebrados, al suponer 2.024 casos, un 10,04 por ciento menos que en el año 2008. Es de reseñar la caída del 22,7 por ciento en los concursos de cortes, y del 20,9 por ciento de los festejos con vaquillas, mientras que subió un 163 por ciento la celebración de capeas o probadillas.

Por su parte, las fiestas mayores (corridas, novilladas, rejoneos, becerradas, espectáculos mixtos, festivales, toreo cómico o bolsín) supusieron 512 celebraciones del total, un 17,82 por ciento menos. Destacó la caída del 43,4 por ciento en las novilladas con picada, y el 25,83 por ciento menos de corridas de toros, de las que se celebraron 89 en lo que va de año.

 

Periodo 2005-2009

Si se comparan los datos con el periodo 2005-2009, la cifra de celebraciones cae por primera vez desde el año 2005. Así, en 2005 se celebraron 2.678 festejos; cifra que pasó a los 2.772 en 2006; los 2.825 en 2007; los 2.873 en 2008 y los 2.536 en 2009.

En lo que se refiere a los espectáculos taurinos mayores, se pasó de las 103 corridas de toros de 2005, a las 115 de 2006 y 2007; a las 120 de 2008 y las 89 del año actual. En cuanto a las novilladas picadas, el número fue de 118 en el año 2005, 2006, 2007; mientras que en 2008 bajó hasta las 97 y en 2009 a 39. Respecto a las novilladas sin picar, el número fue de 132 en 2005; 130 en 2006 y 2007; de 118 en 2008 y 100 en 2009.

El rejoneo supuso 105 espectáculos en 2005; 109 en 2006 y 2007; mientras que subió hasta los 114 en 2008 y cayó hasta los 86 de este año. Las becerradas bajaron de las 82 de 2005, a las 75 de 2006 y 2007; mientras que subió en 2008 a las 78 y volvió a descender a 72 en 2009. Mientras, los festivales experimentaron un ascenso en estos años. Así, en 2005 se celebraron 53; 61 en 2006 y 2007; 78 en 2008 y 81 en 2009.

Por su parte, el toreo cómico se dio en 19 ocasiones en 2005; en 16 en 2006 y 2007; en 15 en 2008 y 2009. Los espectáculos mixtos y el bolsín se comenzaron a celebrar este año con 35 y un caso, respectivamente.

En cuanto a los espectáculos taurinos populares, los encierros crecieron en este periodo, al suponer 930 casos en 2005; 984 en 2006; 989 en 2007, y 1.007 en 2008, aunque bajaron en 2009 a 959. Respecto al toreo de vaquillas pasó de 1.015 celebraciones en el año 2005; 1.029 en 2006; 1.080 en 2007; 1.120 en 2008; y 970 en 2009. En lo que se refiere al concurso de cortes tuvieron lugar 121 en el año 2005; 134 en 2006; 125 en 2007; 123 en 2008 y 95 en 2009.