Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado denunciaron durante el pasado fin de semana en Castilla y León a 1.479 personas por algún tipo de infracción contra el estado de alarma, un periodo en el que se produjeron once nuevos detenidos, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Con los datos acumulados durante el pasado fin de semana, son ya 28.014 las denuncias interpuestas desde la declaración del estado de alarma por la incidencia de la pandemia del Covid-19 el pasado 14 de marzo, con 202 detenidos.