Vecinos de la Estación de El Espinar (Segovia) se manifestaron hoy domingo para pedir al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) que vuelva a colocar el paso peatonal, retirado el pasado mes de febrero, que habitualmente utilizaban para ir de un lado a otro del pueblo. La retirada de ese paso supone, según la presidenta de la Asociación Familiar San Antonio, Montserrat Herranz, eliminar “el acceso al colegio, al médico, a los establecimientos comerciales”, obligando a los vecinos a recorrer casi un kilómetro de distancia para sus quehaceres cotidianos.

El Ayuntamiento de El Espinar apoya la petición vecinal. El alcalde definió la reivindicación como “lógica” porque “se está eliminando el paso natural entre los dos barrios de La Estación y la comunicación de los vecinos con los servicios básicos”.

Al lema de la manifestación “La Estación dividida por ADIF” se sumaron otros, coreados por las 300 personas que secundaron la convocatoria, como “queremos cruzar por el paso peatonal” o “¿cómo pasa mi abuelo?” texto que se podía leer en las pancartas que llevaban los más pequeños.

La eliminación del paso peatonal ha dejado al pueblo “partido en dos”,  protestaron los vecinos. Sin embargo, la gente sigue transitando por esa zona, a pesar de los peligros que conlleva, ya que pasan directamente sobre la vía del tren. “Todavía no ha pasado nada, pero, se ha incrementado de forma exponencial el peligro”, advirtió la presidenta de la Asociación convocante de la manifestación, porque “no podemos impedir que la gente pase por allí a pesar de que está intransitable”, añadió. En ese mismo sentido, se pronunció el Alcalde de El Espinar, Francisco Jorge, quien señaló que “tengo la esperanza de que ADIF reaccione y se de cuenta de que no se puede generar un problema mayor por resolver otro”.

Los vecinos, convencidos de que sus reivindicaciones “son justas y no pedimos nada descabellado” quieren una solución rápida. Ven con buenos ojos la posibilidad de que ADIF construya un paso subterráneo, pero son conscientes de que sería un proyecto más a largo plazo, por lo que reclaman, de forma urgente, la reposición del paso de peatones eliminado, mientras se buscan otras alternativas de futuro. Confían en que “impere la lógica y el sentido común”, subraya Montserrat Herranz, porque el problema afecta a cerca de un millar de personas, que vive habitualmente en La Estación de El Espinar, al que hay que sumar turistas y veraneantes que pasan sus vacaciones allí.

La representación vecinal ha enviado varios escritos a ADIF. La queja también ha llegado al Procurador del Común, institución con la que mantuvieron un encuentro hace unos días y no descartan nuevas medidas de protesta.

Los manifestantes partieron de la estación de ferrocarril, recorrieron los más de 600 metros que separa la vía del centro del pueblo “por una carretera peligrosa, sin arcenes y por donde ADIF quiere que vayamos todos los días”, portando sus pancartas, acompañados por los sones de la dulzaina y el tamboril, además de los cánticos de protesta contra la medida adoptada por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.