El periodista berciano Luis del Olmo afirmó ayer que la mujer tiene “un futuro muy superior al hombre” y se sintió profundamente agradecido al Concejo de Aguederas de Zamarramala (Segovia) por haberle concedido el galardón del ‘Matahombres de Oro’. Del Olmo remarcó que las zamarriegas son un ejempo por su forma de actuar con “coraje y fuerza” pero también con “todo el respeto a los hombres”.

El veterano locutor de radio afirmó que, a sus 82 años, pensaba que ya no le llamaría para ser “protagonista por una horas de esta fiesta” por lo que estar en Zamarramala es “un sueño” y “toda una fortuna”. Luis del Olmo expuso que las mujeres son “el presente y el futuro” por “el carácter extraordinario” de los avances protagonizados por el colectivo femenino, en los últimos años, ocupando “puestos de preferencia” y tomando un papel tan importante por lo “estáis haciendo tan cojonudamente y perdón por la palabra”.

El periodista leonés también reclamó que la mujer no descuide al hombre pero tiene muy claro que ellas tienen “un futuro muy superior al nuestro”, y cuando piensa en su mujer, hermanas o sobrinas, es para decir: “¡qué fortuna tenéis de haber nacido mujer”. Luis del Olmo aseguró que las próximas manifestaciones, con motivo del 8 de marzo, “capitaneadas” por las mujeres “tienen que ser un éxito y un ejemplo” para que pueda prosperar este país de “nuestro dolores y de nuestros amores”.

Homenaje a las zamarriegas

Del Olmo afirmó que, en su trayectoria profesional con 50 años en la radio, recibió varios premios Ondas pero, “sin duda”, el Matahombres de Oro es “superior a todas emociones” porque las zamarriegas dan ejemplo y sería bueno que, “algún día” en España, todas las mujeres piensen como piensas las mujeres de Zamarramala con “coraje, fuerza y con todo el respeto a los hombres”. El locutor radiofónico sostuvo que hay que hacer “un homenaje permanente” a las zamarriegas “por su presente” y “por su historia”.

Luis del Olmo recibió muy emocionado de manos de las alcaldesas de Zamarramala 2019, las hermanas Elisabet y Débora Velasco, el Matahombres de Oro, un alfiler prendido en un tronco de madera, que les servía a las mujeres para pinchar a los hombres que se arrimaban mucho en los bailes, y que se entrega anualmente para resaltar a las personas que trabajan por la igualdad.

Para el Concejo de Aguederas de Zamarramala también fue merecedor del título de Ome Bueno y Leal a la Asociación Segoviana de Esclerosis Múltiple (ASGEM). Su presidente, Mariano Fraile, aprovechó su presencia en la Plaza de las Alcaldesas de Zamarramala para dar a conocer el nombre de la asociación y “ser más visible” y pedir “un mayor esfuerzo en investigación”. ASGEM centra sus esfuerzos en ofrecer fisioterapia a las personas que padecen esta enfermedad para que “no vaya tan rápida” y pueden encontrarse “mucho mejor con su organismo”.

El pregón de la fiesta corrió cargo de la atleta segoviana Carolina García para destacar los valores de las mujeres porque “somos valientes, trabajadoras, luchadoras y tenemos muchas ganas de hacer cosas”. La deportista con un gran palmaré de títulos nacionales e internacionales, es además licenciada en Dirección y Administración de Empresas. García quiso dar las gracias a “todas las mujeres” por su significado en el siglo XXI y por dar cada día, “todo a todos”.

La fiesta de Santa Águeda de Zamarramala de este 2019 contó con un gran éxito de público que se congregó en la Plaza de las Alcaldesas para asistir a los nombramientos y el pregón, y ser testigos de la quema del pelele y los bailes de las aguederas, vestidas con el traje segoviano y sus vistosos y coloridos mantones de manila, al son de la dulzaina y el tamboril.

Previamente se celebró la procesión con la imagen de Santa Águeda, los juegos de banderas y escolta de alabardas, que fueron arrebatadas por las zamarriegas a los sarracenos durante la reconquista del Alcázar, y el baile, mirando a la fortaleza, de las alcaldesas Elisabet y Débora Velasco.