La política económica del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero recibe una rotunda censura por parte de la sociedad de la Comunidad. Ocho de cada diez castellanos y leoneses consideran que las medidas adoptadas por el Ejecutivo en estos meses han sido poco o nada eficaces para salir de la crisis, frente a sólo un 15,3 por ciento que aseguran que han servido mucho o bastante para hacer frente a la recesión económica más prolongada de la democracia española. Este análisis crítico se produce en todas las provincias, en todos los grupos de edad, en los dos sexos e, incluso, entre ciudadanos de todos los partidos políticos, incluido el PSOE.

Así se desprende de una encuesta de TNS Demoscopia realizada entre el 8 y el 20 de abril a partir de 2.500 entrevistas telefónicas. En ella se pone de manifiesto que son los más jóvenes –colectivo al que se dirigen muchos de los esfuerzos electorales del PSOE– quienes muestran unas posiciones más desfavorables hacia la gestión de la crisis del Ejecutivo, con un 87,2 por ciento en el tramo de edad entre los 18 y los 29 años, y del 84,8 por ciento entre los de 30 a 44 años, que mantienen que la política de Rodríguez Zapatero se ha revelado ineficaz para salir de la crisis. También en el resto de grupos de edad la percepción negativa es elevada, con un 79,5 por ciento en el colectivo entre 45 y 59 años, y del 75 por ciento entre los mayores de 60.

 

Muy críticos en Segovia

Este análisis crítico con las actuaciones del Ejecutivo es generalizado en todas las provincias y en seis de los nueve territorios se supera el 80 por ciento de los encuestados que entienden las medidas de Rodríguez Zapatero como poco o nada eficaces. El rechazo es especialmente agudo en Soria (83 por ciento), Salamanca (82,8 por ciento) y Segovia (82,7 por ciento), mientras que en Valladolid llega al 81,9 por ciento; en Ávila, al 81,6 por ciento y en Burgos, al 81,4 por ciento. Zamora y Palencia son las provincias en las que la política económica del Gobierno se ve con mejores ojos, aunque el porcentaje de quienes así lo estiman es muy reducido y no llega ni a uno de cada cinco castellanos y leoneses. Así, el 19,9 por ciento de los encuestados zamoranos y el 18,4 por ciento de los palentinos entienden que la actuación del Gobierno ha sido muy o bastante eficaz. Burgos y León presentan también índices de aprobación por encima de la media, con el 16 y el 15,7 por ciento.

La imagen de ineficacia de las medidas adoptadas por el Ejecutivo es compartida por ciudadanos de todo el arco político, pero especialmente entre quienes votaron en las últimas elecciones a PP y a UPL. Así, el 95,8 por ciento de los que se decantó por una papeleta ‘popular’ en los comicios autonómicos de mayo de 2007 entiende que la política económica ha sido poco o nada eficaz, frente al 2,3 por ciento que considera que es muy o bastante útil para salir de la crisis. En el caso de los votantes de UPL, la percepción negativa lleva al 90,2 por ciento y la positiva se queda en el 7,3 por ciento. También cosecha una censura importante la actuación del Gobierno entre aquellos que no tenían edad para votar en los últimos comicios autonómicos, ya que el 82 por ciento de ellos piensa también que la política de José Luis Rodríguez Zapatero no ha servido para recuperar la economía.

Como es lógico, más complacientes aunque también con niveles de censura importantes se muestran los votantes del PSOE: el 59 por ciento de ellos entiende que la actuación del Gobierno ha sido poco o nada eficaz, mientras que el 35,9 por ciento la considera positiva. También desde IU los datos son mejores y el 20,5 por ciento cree que la política económica de Rodríguez Zapatero ha sido útil, aunque un 77,9 por ciento tiene claro: no ha servido para salir de la crisis.