Más de cuarenta jóvenes han acudido a todos los actos programados para los días de la Jornada Mundial de la Juventud, en las que han asistido a las catequesis celebradas en la parroquia de San Basilio el Grande, donde pudieron escuchar  a varios obispos de España, destacando entre ellos al arzobispo de Santiago de Compostela, según fuentes del Obispado de Segovia.

Así mismo, estuvieron presentes en la misa de inauguración de las jornadas que tuvo lugar en Cibeles. Además, han dedicado parte de su visita a lo cultural, visitando el Museo del Prado y asistiendo a un musical sobre la vida de Juan Pablo II, realizado en la Diócesis de Cuenca. El obispo de Segovia, Ángel Rubio Castro, celebró con los peregrinos la eucaristía del miércoles y les visitó el domingo por la tarde, antes de regresar de nuevo a Segovia.

Otro grupo de 70 jóvenes se unió al primero el viernes para tomar parte en los actos principales de la JMJ. Viacrucis en el Paseo de Recoletos, vigilia y misa en cuatrovientos.

Los jóvenes participantes son de todos los arciprestazgos de la diócesis y salvo algunas excepciones todos han participado activamente en los DED como voluntarios. La mayoría nunca habían participado en una JMJ y manifiestan su impresión tanto por el numero de participantes como por la seriedad a la hora de las celebraciones especialmente la Eucaristía de clausura donde a pesar de los casi dos millones de jovenes se podía percibir el silencio con el que se estaba en la misa.

A este grupo que viajó con la diócesis de Segovia se deben añadir otro centenar de segovianos que han tomado parte en la JMJ con las comunidades neocatecumenales.