Los pacientes de Segovia esperaron una media de 37 días para ser operados, mientras que a nivel regional, los pacientes de Castilla y León tuvieron que esperar una media de 47 días para ser operados en el primer trimestre de este año, lo que supuso 18 días menos que entre los meses de enero y marzo de 2009, cuando el dato se cerró con 65 días. Por lo que respecta al número de pacientes, cayó en un 13,4 por ciento, al pasar de los 26.540 del primer trimestre de hace un año a los 22.961 del actual ejercicio, según los datos que maneja la Consejería de Sanidad.

Si se observa la evolución de los últimos ejercicios a nivel regional, se detecta que en la lista de espera al cierre de marzo la cifra de 22.961 pacientes es la más baja de la registrada en lo que va de legislatura, cuando la tendencia es que crezca en este período, tras épocas de menor actividad en los centros hospitalarios. Así, en 2008 los datos del primer trimestre se cerraron con 28.567 pacientes y los de 2009 con los 26.540 citados, que en el segundo trimestre fueron 26.803 y 23.023, respectivamente.

Del total de pacientes que tuvieron que esperar entre enero y marzo de este año, 20.201 lo hicieron menos de 90 días, cuando el plazo máximo para intervenciones quirúrgicas no urgentes está fijado en Castilla y León en los 130 días y en 30 en el caso de las especialidades de oncología y cirugía cardiaca no valvular. Cuando no se cumplen estos plazos, el paciente tiene derecho a operarse en otro centro asistencial, cuyos gastos debe sufragar Sacyl. Del resto de pacientes, hubo 2.369 que sufrieron una demora de entre 91 y 180 días; un total de 234 permanecieron en la lista entre 181 y 365 días, y 157, más de un año.

 

Especialidades

Por lo que respecta a las especialidades, las de traumatología y oftalmología fueron las que acumularon más pacientes, con 5.830 y 4.981, en cada caso. En tercer lugar se sitúa la de cirugía general y aparato digestivo, con 3.787 pacientes en lista de espera, y en cuarto, otorrinolaringología, con 2.063.

En cuanto a los procesos más frecuentes, el ránking lo encabezaron las cataratas, con 3.881 pacientes en la lista, que supusieron el 16,9 por ciento del total. Después se situaron la osteoartrosis y procesos afines, con 1.344 pacientes y el 5,85 por ciento del total de casos; la hernia inguinal, con 1.158 personas en lista, que supusieron el 5,04 por ciento, y las venas varicosas de las piernas que con 840 pacientes acumularon el 3,66 por ciento de la lista.

A mayor distancia se colocaron las deformaciones adquiridas del dedo gordo del pie, con el 3,34 por ciento de los casos; mononeuritis de miembro superior y múltiple, con el 2,65 por ciento; trastorno interno de rodilla, 2,38 por ciento; otros trastornos de sinovia, tendón y bursa, con el 2,3 por ciento; otros tipos de hernia abdominal sin mención de obstrucción ni gangrena, 2,26 por ciento, así como la enfermedad crónica de amígdalas y adenoides, con el 2,5 por ciento.

 

Evolución por provincias

En todos los hospitales dependientes de la Gerencia Regional de Salud se redujo el tiempo de espera. En Segovia, la demora para ser operado bajó, al cerrarse con 37 días frente a los 43 de hace un año. En el Complejo Asistencial de Ávila la media pasó de los 59 días del primer trimestre de 2009 a los 51 de este año, y el número de pacientes evolucionó de 1.797 a 1.564. En lo que va de año, la mayor parte de los pacientes tuvo que esperar menos de 90 días para ser intervenido, en concreto, 1.288.

En Burgos, el Complejo Asistencial cerró una espera de 44 jornadas entre enero y marzo, frente a los 59 días de media del período anterior. En el caso del Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro la espera cayó en tres días, al registrarse hace un año 45 jornadas de media por encima de los 42 de este primer trimestre. El descenso fue mucho más significativo en el Santos Reyes, de Aranda de Duero, con una rebaja de 20 días, al pasar de 59 a 39 jornadas. En cuanto al número de pacientes en lista de espera, los tres vieron caer las cifras. En el caso del Complejo Asistencial de Burgos evolucionó de 2.935 a 2.423 pacientes; en el Santiago Apóstol, de 663 a 544, y en Santos Reyes, de 648 a 387.

En el Complejo Asistencial de León, en el primer trimestre de 2009 el dato se cerró con 61 días, y en el Hospital del Bierzo, con 143, por encima de las últimas cifras que se sitúan en 44 y 97, en cada caso. La cifra de pacientes evolucionó de los 3.340 a los 2.731 en el caso del centro de la ciudad, y de los 3.619 a los 1.901, en el segundo.

En Palencia, se pasó de los 38 días a los 35 registrados entre enero y marzo de 2010, y en Salamanca, de 45 a 42. La evolución fue de 1.145 a 1.042 y de 3.533 a 3.375 pacientes, en cada caso. Mientras, en Soria, la demora también bajó, al cerrarse con 36 días frente a los 49 de hace un año. En Zamora, se pasó de los 32 a los 35 días.

Finalmente, en Valladolid, el Hospital Clínico Universitario cerró la lista con una demora de 39 días, diez menos que hace un año, cuando fueron 49; el de Medina del Campo, con 39, también rebajó diez días su tiempo de demora, al igual que el Universitario Río Hortega que batió récord, ya que cerró el trimestre con 37 días, muy por debajo de los 68 de hace un año.