Los premios mayores del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad dejaron hoy 23,12 millones de euros en Castilla y León. La provincia más afortunada fue Soria, donde cayó más de la mitad de esa cuantía, 11,72 millones, repartidos entre la capital (9,36 millones), El Burgo de Osma (más de 1,8 millones) y Almazán (500.000 euros) gracias a parte del tercer premio (el 2.184) y varias series de tres quintos (el 92.202, el 62.718 y el 3.643). 

Los otros dos lugares de la Comunidad más tocados hoy por la fortuna fueron Medina de Pomar (Burgos), donde se repartieron 5,4 millones de un quinto premio (el 8.128) y Villamuriel de Cerrato (Palencia), con otros 5 millones gracias al tercero. Además, también resultaron afortunados, aunque en menor cuantía, la capital vallisoletana (560.000 euros), la capital zamorana (560.000 euros), Benavente (60.000 euros), Aranda de Duero (60.000 euros) y La Virgen del Camino (60.000 euros). 

El 2.184 euros, agraciado con el tercer premio, fue el que más dinero dejó en Castilla y León, en total 14 millones de euros, de los que 7,5 millones se distribuyeron gracias a las 15 series vendidas en la Administración número 2 de la capital soriana, en la céntrica calle de El Collado, todas por ventanilla.

Además, la Administración de Lotería de la localidad palentina de Villamuriel del Cerrato repartió cinco millones al vender diez series de este quinto, del que ayer mismo devolvió además otros cincuenta décimos sin comercializar. Por último, en la administraciones número 4 de Zamora, número 28 de Valladolid y la de Almazán (Soria) se vendieron sendas series (diez décimos), dotadas con 500.000 euros cada una.

El segundo número que más alegrías dio a la Comunidad fue el 8.218, en el que recayó un quinto premio, del que se distribuyeron 86 series en la Administración de Lotería de Medina de Pomar (Burgos), que suponen 5,1 millones de euros. De este mismo premio se vendió otra serie en la Administración ‘La Herradura’ de Valladolid, ubicada en la calle Duque de la Vitoria, y algunos décimos sueltos en la número 29 de la capital vallisoletana, en la calle Labradores.

Otros dos quintos, el 92.202 y el 62.718, dejaron más de 3,6 millones en la provincia de Soria. El primero se distribuyó a través de la Administración de El Burgo de Osma, situada en la plaza Mayor de la localidad, donde se vendieron más de 30 series (más de 1,8 millones) pese a tener consignadas 59, ya que devolvieron gran parte porque el número se consideraba “feo”.

Por su parte, de la Administración número uno de la capital salieron otros 30 billetes, con lo que repartió en ventanilla 1,8 millones. Se da la coincidencia de que este mismo despacho también vendió una serie de otro quinto, el 3.643, agraciada con 60.000 euros.

Precisamente este último número dejó un reguero de dinero por gran parte de la Comunidad ya que, además de en la capital soriana, se vendieron sendas series (diez décimos) en Almazán (Soria), en Zamora, en Benavente (Zamora), en Aranda de Duero (Burgos) y en La Virgen del Camino (León). En total, el 3.643 repartió 360.000 euros entre los castellanos y leoneses.