En Segovia, dos personas permanecen en la UCI a día de hoy, de 71 y 76 años respectivamente. Sin embargo, no ocurre igual en todas las comunidades. La consejera de Sanidad de la Junta, Verónica Casado, advirtió hoy de que una persona está ingresada en la UCI de Ávila con 38 años y otros cuatro más de los que precisan cuidados intensivos tienen menos de 50 años. De este modo explicó que el patrón de la gravedad de la enfermedad ha cambiado respecto a la primera fase y los afectados son más jóvenes. En concreto, la edad media de los pacientes ingresados en los hospitales de Castilla y León es de 65 años, pero advirtió que el perfil está cambiando con personas cada vez de menor edad y que hay casos de pacientes con 38 años.

Casado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario que adoptó medidas restrictivas para los municipios de Salamanca y Valladolid, también informó de los ingresados en UCI por provincias. En Ávila son tres casos (38, 55 y 63 años); en Burgos hay siete ingresos (47, 48, 66, 66, 76, 78 y 85 años); en Palencia solo uno (64 años), en Salamanca son siete (39, 42, 53, 56, 66, 70 y 74 años); en  Segovia, dos (71 y 76 años); en Soria, dos (59 y 75); en Valladolid, diez (59, 63, 67, 69, 72, 74, 75, 75, 78 y 81) y en Zamora, dos (69 y 59). En León no hay pacientes ingresados en UCI ni en la capital ni el Hospital del Bierzo.