La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró hoy que la Dirección General de Salud Pública sigue estudiando el protocolo de seguridad planteado por los hosteleros para poder ofrecer banquetes de bodas, bautizos o comuniones en Castilla y León, informa Ical.

En la comparecencia posterior al Consejo de Gobierno extraordinario de este lunes, en el que se actualizó el catálogo de municipios con cierre del interior de la hostelería y la restauración, Verónica Casado apuntó que se está revisando la propuesta para determinar si se adoptan estas medidas de seguridad.

La Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León, representada por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Valladolid, presentó la semana pasada a la Consejería de Cultura y Turismo un protocolo para poder celebrar bodas, comuniones y banquetes con una serie de medidas, como las distancias, las mascarillas, los geles hidroalcohólicos, además de valorar resultados negativos en PCR o test de antígenos, incluso, con los certificados de vacunación como elementos de control.