Los fotógrafos de prensa han destacado en Segovia el papel que desempeña la información gráfica en los medios de comunicación y que a menudo no está suficientemente valorada. Así lo indicaron los participantes en la primera mesa redonda celebrada dentro de los actos de homenaje al fotógrafo segoviano Fernando Peñalosa en el primer aniversario de su fallecimiento.

En ella intervinieron Manuel Pérez Barriopedro, de la Agencia Efe; Eduardo Margareto, editor gráfico de la Agencia ICAL; Antonio de Torre, fotógrafo de El Norte de Castilla; Rosa Blanco, colaboradora de El Mundo; y Juan Martín, fotógrafo de El Adelantado de Segovia, que actuó como moderador, informa Ical.

Todos ellos coincidieron en destacar la importancia que la imagen tiene a la hora de ilustrar una información o diseñar una portada, pero lamentaron que en la mayoría de los medios no tomen las principales decisiones los especialistas en imagen.

En la mesa redonda, que tuvo lugar en el edificio de La Alhóndiga, y donde participaron numerosas personas vinculadas al mundo periodístico y a Peñalosa, los intervinientes también subrayaron el papel que desempeñó Fernando Peñalosa a la hora de dar importancia a la fotografía. Peñalosa trabajó en la agencia Ical hasta su fallecimiento hace un año.

Su lenta, silenciosa y abnegada labor que realizó enseñando a fotógrafos y redactores a tomar fotografías, la hizo a la vez que creó conciencia de la necesidad de utilizar buenas imágenes como forma de completar una buena información.

Todos los participantes en la mesa redonda conocieron a Fernando Peñalosa en su faceta profesional. Pero todos destacaron sobre ella su carácter “personal, agradable, afable y de compañerismo”. También le recordaron como impulsor de los avances y preocupado por estar a la última en fotoperiodismo.

El primero en destacar su bonhomía fue Juan Martín, quien comenzó a trabajar de la mano de Peñalosa y de quien aprendió la profesión. “Aprendí de él todo, sin sobresaltos y con naturalidad”, dijo, a la vez que destacó su “personalidad”.

Eduardo Margareto, de la Agencia Ical, vinculó la figura de Peñalosa, como fotógrafo “innovador y veterano”, con el protagonista de dar valor a la profesión de reportero gráfico. “Era distinto a la mayoría, sus imágenes tenían calidad técnica y una mirada diferente”.

Manuel Pérez Barriopedro, galardonado con el World Press Photo y el Nacional de Periodismo Gráfico por su conocida foto de Tejero dando el golpe de Estado, recordó a Peñalosa como “un tipo amable y cariñoso, que estaba siempre a la vanguardia de la fotografía”. Y por su parte, tanto Antonio de Torre como Rosa Blanco, hablaron de él como su padre profesional, quien les ayudó en su experiencia laboral, y en quien nunca encontraron competencia a pesar de trabajar en medios diferentes.

DEJA UNA RESPUESTA