Los trabajadores de la Fundación Centro Nacional del Vidrio (CNV), con sede en La Granja de San Ildefonso, anunciaron huelga con carácter indefinido a partir del día 16 de agosto para protestar por el expediente de regulación de empleo (ERE) propuesto por la Dirección, que con llevaría el despido de 15 empleados y 44 suspensiones temporales.

La convocatoria se decidió después de la asamblea celebrada por los empleados, y una vez que no fructificaran los acuerdos entre Dirección y plantilla. El presidente del comité de empresa del CNV, José Luis Duque, afirmó tras la asamblea que una mayoría de los trabajadores dijo sí a la huelga, “y no nos queda otra opción, tras las contínuas amenazas de la Dirección”. Además de la huelga indefinida se convocaron manifestaciones los días 16, en La Granja, y el miércoles 18 en Segovia, según un comunicado remitido por el secretario general de CCOO en Segovia, Ignacio Velasco.

José Luis Duque explicó también que los empleados arrastran un retraso de un mes sin cobrar, a lo que suma la falta de cobro de la paga extra de verano. La empresa propuso aplicar un ERE rotatorio y temporal de cuatro meses que afectaría a 44 operarios y el despido de 15 personas, algo que rechazan los empleados, que proponen que las suspensiones sean rotatorias para todos, y que incluyan a los miembros del Patronato.

En el CNV trabajan 75 empleados. La mayoría de su actividad se centra en producción de elementos de vidrio de forma artesanal, gran parte de la cual se destina a regalos institucionales. Según la empresa, el recorte de aportaciones de las instituciones ha llevado a tener que aplicar el ERE.