El presidente de Caja Segovia, Atilano Soto lanzó hoy un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos señalando que sus ahorros están a buen recaudo en gran medida porque ahora “tenéis un socio que se llama Estado”. Durante una rueda de prensa en la que el presidente de Caja Segovia explicó la situación de la entidad tras la nacionalización de Bankia, Soto señaló que los clientes están más seguros que nunca y que “no tienen que tener miedo en absoluto” porque el reforzamiento de la entidad se dirige hacia ellos y al contrario a quien “se rebaja la posición es a nosotros”. Además aprovechó para destacar la solvencia de Bankia.

La comparecencia ante los medios del presidente de Caja Segovia coincide en el envío de un comunicado en el que Bankia asegura que sus depositantes “pueden estar absolutamente tranquilos sobre la seguridad de los ahorros que han confiado a la entidad». Según señala la entidad, en las últimas semanas, la operativa de Bankia ha transcurrido dentro de los parámetros habituales en la red de oficinas y la evolución de los depósitos en la primera quincena del mes de mayo tiene un carácter sustancialmente estacional. Asímismo, señala que los indicadores de evolución del balance evidencian, además, que el saldo de depósitos no registrará cambios sustanciales en los próximos días.

A través del mismo comunicado, Bankia recordó que el Ministerio de Economía ya dijo el pasado 9 de mayo que “ningún acreedor de la entidad, incluidos los depositantes, se verá perjudicado” por el cambio que se producirá en el accionariado de la compañía. También señaló que el Gobierno aportará el capital «…necesario para realizar los saneamientos precisos»; y del mismo modo, que el Banco de España dijo el 9 de mayo que “Bankia es una entidad solvente que sigue funcionando con absoluta normalidad y sus clientes y depositantes no han de tener motivo de preocupación”.

Precisamente, según los datos del presidente de Caja Segovia, Atilano Soto, la cuota del mercado de Caja Segovia subió un punto, lo que a su parecer, “es casi un milagro”. Soto incidió en el grado de confianza de los clientes y señaló que es posible que alguno de ellos hayan retirado algunas sumas de dinero pero que “no hay frenesí ni desconcierto”. Asimismo destacó los 400.000 accionistas con los que cuenta Bankia, sus 10,6 puntos de solvencia y los once millones de clientes.