El secretario regional del PSOE y candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Óscar López, acusó hoy al Ejecutivo regional de no prestar “el suficiente apoyo” a las candidaturas de Segovia y Burgos a la Capitalidad Cultural Europea en 2016. Óscar López, que mantuvo un encuentro en Segovia con representantes del mundo cultural, destacó que Castilla y León es la única Comunidad con dos ciudades aspirantes, “y la Junta no ha puesto en marcha ninguna iniciativa, haciendo una dejación absoluta”.

El candidato socialista apuntó que la única iniciativa en este sentido “ha sido presentada por el PSOE, dentro del Plan de Convergencia Interior”. Además, insistió en sus críticas a la Junta y afirmó que “no solo falta el apoyo económico a las dos ciudades, sino que también hay una falta de voluntad política, porque la Junta debería ser la mejor embajadora de Segovia y Burgos en el exterior, y sin embargo no está haciendo promoción alguna”.

 

Asegura que su ambición política “acaba en la Junta de CyL”

El secretario autonómico del PSOE y candidato a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Óscar López, aseguró hoy en Segovia que su ambición política “acaba en la Junta de Castilla y León”, después de que hayan surgido algunos comentarios que le sitúan como protagonista en el proceso de transición que vive su partido en el ámbito nacional.

Óscar López, que ha mantenido un encuentro en Segovia con personas del ámbito de la cultura, ha afirmado que tanto Alfredo Pérez Rubalcaba como Carme Chacón “serían excelentes candidatos como otros dirigentes del partido”. En relación a las primarias, recordó que el presidente del Gobierno “ha anunciado su intención de gobernar hasta el último día, y en este momento el Gobierno tiene que centrarse en gobernar y el partido en ganar las elecciones el 22 de mayo y a partir de ahí resolver el tema de la sucesión”.

En cuanto a las elecciones autonómicas, Óscar López insistió en manifestar al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, su voluntad de mantener un debate público con él sobre los temas que preocupan a los ciudadanos, entre los que mencionó la despoblación, ya que, según recordó, Castilla y León perdió 3.557 habitantes el año pasado. “Es indecente llevar 25 años gobernando y culpar a los demás de problemas como la despoblación”, manifestó López, para añadir que el PP “es el pasado”, aludiendo a su “ilusión y ambición” para cambiar las cosas.