En la tarde del jueves ha sido localizado el toro que permanecía escapado desde el pasado martes al huir del encierro campestre celebrado con motivo de las fiestas patronales de Mozoncillo (Segovia). Según informaron fuentes del Ayuntamiento, el animal fue encontrado cerca de las 20.00 horas, en un paraje conocido como ‘Río Abajo’, en la ribera del río Pirón.

El hallazgo fue posible gracias a la labor de rastreo realizada por los perros del ganadero organizador de los encierros, que lograron dar con el animal en un punto próximo al del sitio donde se le había perdido de vista, de modo que no se alejó mucho. Pero al tratarse de una zona de vegetación espesa, no fue posible su localización, informa Ical.

Tras huir unos metros, el animal, de 350 kilogramos de peso y perteneciente a la ganadería madrileña Raso del Portillo, fue sedado con un dardo. Desde allí fue conducido hasta la plaza de toros, donde está previsto que este viernes sea sacrificado y llevado al matadero.

El animal había escapado del recorrido del encierro campestre del pasado martes con motivo de las fiestas patronales dedicadas a La Virgen y San Roque, donde participan decenas de caballistas. Tras perseguirle algunos de los jinetes y aficionados con vehículos todoterreno, el animal huyó hacia el río se perdió en la espesura del monte. Los efectivos de la Guardia Civil, acompañados de empleados municipales y vecinos de la localidad de Mozoncillo habían buscado durante los dos últimos día sal animal pero no dieron con él. La Subdelegación del Gobierno de Segovia y la Alcaldía advirtieron a la población del peligro que entrañaba el animal suelto