La vía verde puesta en marcha por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sobre el trayecto ferroviario en desuso entre Segovia y Olmedo, actuará como motor económico y turístico para la provincia. Con un presupuesto de 615.254 euros y un plazo de ejecución próximo a los ocho meses, las obras del primer tramo comprenderán más de 71 kilómetros entre los municipios de Segovia y Yanguas de Eresma, como presentó hoy la directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Begoña Nieto.

Nieto explicó que las obras de la Vía Verde. Fase 1: Segovia-estación Yanguas de Eresma, que comprendían el trayecto entre la capital segoviana y Medina del Campo, comenzaron el pasado 19 de noviembre y discurrirán por los municipios de Valverde del Majano, Hontanares de Eresma, Valseca y Los Huertos.

La ejecución de las obras, promovida por el Consorcio Vía Verde Valle del Eresma, fueron encomendadas a TRAGSA S.A, y será el propio consorcio el que se encargue posteriormente de su mantenimiento. El presidente del mismo, Francisco Vázquez, señaló la actuación sobre más de un millón de metros cuadrados, como una plataforma para poner en valor el turismo monumental, así como el enológico o el natural.

Acompañados del delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano y la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz García, tanto Nieto como Vázquez coincidieron en resaltar que el proyecto ofrecerá al usuario nuevas posibilidades de ocio, y “una forma de turismo alternativa y respetuosa con el entorno”.

El recorrido, cumple con los criterios del Programa de Caminos Naturales desarrollado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y se une a los más de seis mil seiscientos kilómetros existentes de Caminos Naturales construidos desde el año 1993.

Las principales actuaciones que se llevarán a cabo serán las de acondionamiento de la explanación, plataforma y firmes, drenaje, protecciones e intersecciones, señalización acorde con el Manual corporativo de Caminos Naturales, áreas de descanso, así como acondicionamiento de las infraestructuras ya existentes.

La vía, que también será utilizada para el senderismo y el cicloturismo, tendrá productos propios como rutas, y llegará en su segunda fase hasta la localidad segoviana de Coca, y una tercera y final hasta Olmedo.