Las universidades públicas de Castilla y León (Burgos, León, Salamanca y Valladolid) han remitido a la Consejería de Educación las 28 solicitudes de nuevas titulaciones para el próximo curso académico 2011-2012, que tendrán que ser autorizadas por la Dirección General de Universidades del Gobierno regional.

Entre las 28 nuevas carreras, se incluyen viejas reivindicaciones como la titulación de Medicina por parte de las universidades de Burgos y León, si bien el consejero de Educación, Juan José Mateos, siempre ha descartado esta posibilidad. No obstante, la Consejería de Educación reunirá a los rectores de las universidades de Castilla y León a mediados de este mes de abril, probablemente antes de las vacaciones de Semana Santa, para tratar el futuro mapa de titulaciones.

Mateos apostó esta semana por hacer “un estudio, una reflexión y un examen de conciencia” de la situación real del sistema universitario, así como por realizar una planificación para los próximos años que haga al sistema universitario “más competitivo”.

A pesar de estas reflexiones de Mateos, las universidades han enviado 28 nuevas titulaciones. La que más demanda presenta ha sido la Universidad de Valladolid, con un total de once títulos, seguida de la de Salamanca, con ocho, Burgos, con seis nuevos títulos y León con tres.

La Universidad de Valladolid quiere implantar los grados de Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Ingeniería Energética, Contabilidad y Fiscalidad, Farmacia, Ingeniería Biomédica, Comunicación Audiovisual, Ingeniería de la Edificación, Criminología, Ingeniería Ambiental, Economía y Negocios Internacionales y Gestión de Empresas Familiares.

Sobre ello, el vicerrector de Docencia de la Uva, José María Marbán, aclaró durante su exposición en el Consejo de Gobierno donde se aprobó este listado, que se trata de “una fase inicial de un largo camino” ya que debe de ser la Dirección General de Universidades la que autorice estos títulos basándose “en cuestiones como la viabilidad económica de la titulación, su carácter estratégico para la Comunidad, los referentes externos y la demanda potencial social y laboral, entre otros”.

Así la Universidad de Burgos ha solicitado la autorización para impartir el próximo curso el master en Ingeniería Industrial y los grados de Farmacia, Arquitectura, Medicina, Nutrición Humana y Dietética y Ciencias de los Materiales. Por su parte, León pide también Medicina, Telecomunicaciones y Enfermería.

Finalmente, la Universidad de Salamanca quiere impartir el próximo curso 2011-2012 las titulaciones de Tecnología Industrial y Mecatrónica para el Campus de Béjar; Logopedia, Antropología Social, Lenguas de España, Podología, Criminología y Piloto de Aviación Comercial, todas ellas en el Campus de Salamanca, y la titulación de Gestión del Ocio y Cultura en el de Ávila.

 

La Junta apuesta por mejorar las existentes

En la reunión que mantendrán los rectores con el consejero de Educación se realizará, en primer lugar, una valoración del sistema universitario de Castilla y León. “Primero, cómo se está haciendo la adaptación al Plan de Bolonia, en qué fase está y cuáles son los resultados provisionales en las distintas universidades, centros y titulaciones, incluido el número de estudiantes que hay en cada titulación”.

A continuación, se realizará una valoración o primer estudio de las peticiones, aunque ya ha reiterado en varias ocasiones que la propuesta que se hará desde el departamento de Mateos será que no se ponga ninguna titulación nueva para el próximo curso. En opinión del consejero, es necesario “hacer un gran esfuerzo en las titulaciones que ya están implantadas para buscar su eficacia y eficiencia”.

Es más, Mateos ha reconocido que las propuestas presentadas por las universidades “no se ajustan al documento planteado por la Junta” que apuesta por mejorar las existentes y “no embarcarse” en la implantación de otras nuevas.