Es el día después. La jornada siguiente a un día que podrá convertirse en histórico si finalmente la banda terrorista ETA cumple sus palabras y decide, por fin, cesar con su actividad armanada y violencia. Por supuesto las voces no se hicieron esperar y tras el ajetreo en redacciones de diarios e informativos de todo el mundo, después de conocer el comunicado de ETA que saltaba alrededor de las 19:00 horas;  políticos, redes sociales y el propio boca a boca de los ciudadanos podían solo darle vueltas a varios interrogantes. ¿Será del todo cierto? ¿Es una decisión de la propia banda? ¿Es una obligación? ¿Qué hay de la entrega de armas? ¿Qué relación tiene con la celebración dentro de justo un mes para las elecciones del 20N? Muchas preguntas y una actitud que resalta por parte de políticos, representantes y cuidadanos: la prudencia.

Esta actitud, que nace de la experiencia de otras ocasiones en las que la banda terrorista ofrecía una inyección de opio para el pueblo hasta que volvía a atacar, hace que el escepticismo ronde en la población que opina a través de las redes sociales. En la red microblogging Twitter, junto al #agurETA y #adiosETA se mezclan las felicitaciones, las muestras de alegría y la sensación de una «nueva época»; con las de prudencia y las que no dejan de formularse preguntas tales como las formuladas anteriormente. Por el momento los políticos echan el pie hacia delante y prefieren ‘desear que sea verdad’ más que celebrar definitivamente la noticia.

El presidente de Castilla y León,  Juan Vicente Herrera, señalaba que “nada en el nuevo comunicado de ETA induce a pensar en su derrota, disolución, desmantelamiento, entrega de las armas, petición de perdón o asunción de responsabilidades”. Además añade que el comunicado “alcanza la categoría de asco” cuando se olvida de las víctimas y sacraliza a los verdugos. Por otro lado, en la Comunidad, la opinión de los alcaldes de las capitales de las nueve provincias parece coincidir.

Por su parte, la opinión de los partidos mayoritarios de Castilla y León tampoco se hicieron esperar. El secretario regional del PSOE, Óscar López, aseguró que el anuncio de ETA es “la noticia más importante en España en los últimos 40 años”. “Por fin, hemos esperado 40 años esta noticia, todos los españoles estábamos deseándolo”, remarcó. Asimismo, recordó el trabajo realizado durante todos estos años por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la cooperación internacional y “la lucha contra ETA de todos los partidos y gobiernos”.

El secretario autonómico del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, mostró su “satisfacción” pero indicó que “debe completarse con otro en el que entreguen las armas y se disuelvan”. El popular también quiso mostrar su agradecimiento a “todos los que han hecho posible este triunfo de la ley, el Estado de Derecho y la democracia” y citó a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, los jueces y fiscales, la cooperación internacional “y muy especialmente a Francia” y a “todos los presidentes del Gobierno y ministros del Interior que han luchado contra los asesinos”, como recoge Ical.

Para finalzar, el coordinador regional de IU, José María González, diola bienvenida y consideró “positivo” el anuncio de ETA porque “permitirá a todos ver desde otra perspectiva la situación que se está viviendo” en España. González reseñó que el anuncio era algo que se esperaba y recalcó que desde IU en Castilla y León lo llevaban demandando “desde hace muchos años”. “La violencia se debería haber dejado hace años”, apostilló.

En Ávila, Miguel Ángel García Nieto asumía el anuncio de ETA con “reservas” y pide la “entrega de las armas” y una “rendición en toda regla”; en el mismo sentido de Alfonso Polanco, alcalde de Palencia, quien confíaba en que “sea adecuado el momento” elegido por ETA para dejar las armas y “no haya intenciones ocultas”.

Por su parte el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y la alcaldesa de Zamora Rosa Valdeón, coinciden en resaltar el caracter de «buena noticia incompleta» como señalaba Valdeón a lo que Arahuetes añadía que era necesario concretar su sometimiento a las reglas democráticas. Celebración también para el alcalde de Burgos, Javier Lacalle, quien opinaba que es una “excelente” noticia pero “llega tarde”.

Además, el alcalde León, Emilio Gutierrez, entendía que el anuncio de ETA supone “un primer paso”, aunque apuestaba por ser “cautos”, al igual que el alcalde de Soria, Carlos Martínez, quien señalaba que «hay que gestionar» el anuncio de ETA «de forma adecuada» para lograr su desaparición.