La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta, Silvia Clemente, insiste en la apuesta que hacen los presupuestos de su departamento para el año que viene, por garantizar los servicios básicos que se prestan al campo, tales como la sanidad animal, los seguros o la apertura de líneas de crédito a los profesionales.

Así lo ha dicho durante su visita a las instalaciones de la Federación Empresarial Segoviana (FES) y antes de reunirse con su comité ejecutivo al que trasladó la atención que se ha prestado a la industria agroalimentaria que en Segovia tiene un papel más relevante numéricamente que en el resto de la región.

Clemente ha reconocido que los presupuestos de la Consejería de Agricultura se han reducido, como también lo han hecho los del resto de consejerías y de todas las administraciones públicas, tanto en el Gobierno central como en los autonómicos y locales. En todo caso, ha dicho que es la que menos recorte ha sufrido después de las consejerías sociales, como la de Sanidad o Familia. En este sentido ha apuntado que los 596 millones de euros de reducción en Agricultura suponen una disminución del ocho por ciento, frente al once por ciento que de media se reduce el presupuesto en el total de las consejerías de Castilla y León.

Respecto a la industria agroalimentaria, Clemente ha expresado su apuesta por el apoyo a esta actividad y ha recordado que se han puesto en marcha líneas de crédito para facilitar el acceso a la liquidez que precisan los ganaderos. Ha dicho que se ha habilitado una partida especial para el vacuno de leche, y que se han podido refinanciar créditos para los sectores de ovino y vacuno, así como el aumento de las partidas a las que podrían acceder por normativa estatal los productores de porcino.