La presidenta provincial del PP de Segovia, Paloma Sanz, asegura que la lucha por la igualdad «es de todos, no solo de unas pocas que se abandera en el feminismo más radical». «Por nuestro bien, espero que seamos capaces de unir esfuerzos y todos juntos logremos esa igualdad real», añade en un manifiesto con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra mañana 8 de marzo, informa Ical.

Sanz asegura que es necesario «seguir avanzando» y como presidenta provincial del PP reafirma el «compromiso» con todas las mujeres, con sus derechos, con la igualdad de oportunidades y con la defensa de su dignidad. «Las políticas sobre igualdad de oportunidades para la mujer se demuestras andando, no valen las palabras sino lo hechos», añade.

En ese sentido, Paloma Sanz explica que en el Partido Popular creen que la igualdad debe ser un propósito compartido por toda la sociedad porque a su juicio las políticas reales en materia de igualdad deben ser consensuadas en una sociedad que   necesita que todos remen en la misma dirección, «sin etiquetas».

«Las mujeres que nos dedicamos a la política debemos apoyarnos, unirnos y trabajar porque esa igualdad real sea efectiva. Aquí no valen las etiquetas, no vale hacer grupos de buenas y malas, no valen las ideologías, aquí lo único que cuenta es la unión de todas nosotras para que el futuro de las mujeres sea un presente muy real», afirma.

Igualmente, cree que no es necesario encabezar una manifestación, ni denigrar a otras mujeres para sentirse más mujer o más feminista. «Yo creo en el trabajo, porque desde que inicié mi carrera política en el Partido Popular he ido poco a poco optando a diferentes puestos de responsabilidad pública e interna del Partido. Nunca me he sentido discriminada por ser mujer», añade.

Igualmente, se muestra defensora de la «valía de las personas» y no de que un puesto de responsabilidad deba se de un hombre o de una mujer por su género. Además, sostiene que la igualdad real es la autonomía que se alcanza con el empleo, por lo que denuncia los dos millones de mujeres que «perdieron su trabajo con un Gobierno del PSOE», frente a la revolución del empleo que promovió el PP.

«Siempre he abogado por la conciliación, el teletrabajo y la racionalización de horarios y por avanzar en el acceso femenino a las carreras técnicas. Y creo que es primordial reconocer la necesidad de hacer efectiva la igualdad de hombres y mujeres en todas las latitudes, conforme a los principios de la ONU recogidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030», concluye.