El Cuerpo Nacional de Policía de Segovia ha celebrado el día de su fiesta, los Ángeles Custodios, recibiendo el agradecimiento de las autoridades asistentes por los “buenos niveles de seguridad de la ciudad de Segovia”. Es el caso de la subdelegada del Gobierno en Segovia, Pilar Sanz García, quien ha explicado durante el acto celebrado en el Hotel los Arcos, que el índice de infracciones ha disminuido casi un dos por ciento en el último año, “aunque reducir esta tasa era ya difícil dado el buen nivel que ya tenía esta capital”.

Junto a Sanz García, el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, el presidente de la Diputación Provincial, Francisco Vázquez, y el delegado territorial de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar, asistieron al acto institucional en donde se entregaron además las diferentes distinciones a los miembros del cuerpo.

Así, se entregaron las distinciones al cuerpo de la Cruz al Mérito Policial con Distintivo Blanco, a un inspector jefe, un inspector, dos subinspectores y seis policías; menciones honoríficas, al jefe 2º de la Policía Local de Segovia y al jefe del Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia; y diplomas de reconocimiento a funcionarios jubilados: a dos inspectores jefe, cinco oficiales y cinco policías.

“Entrega, esfuerzo y el trabajo, casi siempre callado y con enormes sacrificios personales y familiares”, ha destacado Sanz García quien además ha señalado que la labor fundamental de los cuerpos de seguridad reside en que “podamos vivir con tranquilidad”.

Al tiempo, ha señalado que “Segovia es una ciudad segura, una realidad que adquiere más importancia aún si tenemos en cuenta la cercanía y buenas conexiones con núcleos grandes de población como Madrid y Valladolid”. También apuntó que los índices de delincuencia de Segovia están por debajo de la media nacional.