La Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia ha manifestado su malestar por la actitud del Ayuntamiento de la capital y de responsables del Partido Socialista Obrero Español de Segovia respecto al proyecto de construcción del nuevo Instituto de Secundaria en el barrio de San Lorenzo. Aseguran que, tanto el alcalde de la ciudad como miembros del PSOE han declarado en repetidas ocasiones que el hecho de que en un año no hayan comenzado los trabajos para la edificación del centro educativo es responsabilidad de la Administración regional, afirmación cuando menos sorprendente teniendo en cuenta los antecedentes de este proyecto y su realidad actual.

A través de un comunidado, desde la Delegación se declara que es «necesario trasladar a los ciudadanos la información precisa y veraz sobre la evolución del proyecto y su estado en estos momentos». En este sentido, enumeran:

Debe señalarse, en primer lugar, que la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León fue la primera impulsora del proyecto, y que ha demostrado reiteradamente su voluntad irrenunciable de construir un nuevo centro para el Instituto de Enseñanza Secundaria “Ezequiel González” en el barrio de San Lorenzo, como demuestra el hecho de haber consignado año tras año en sus presupuestos, desde la completa asunción de competencias en materia educativa por parte de la Comunidad Autónoma, una partida destinada para tal fin.

Hay que recordar que de acuerdo con el Real Decreto 2274/93, artículo 4.1, es obligación de los municipios poner a disposición de las autoridades educativas los solares necesarios para la edificación de centros de enseñanza. Desde que la Junta de Castilla y León tomó la decisión de construir un nuevo centro comenzó a trabajar en la consecución de los terrenos necesarios.

En el escrito, se asegura que, una vez que el Ayuntamiento de Segovia eligió una parcela en el barrio de San Lorenzo para ubicar el nuevo instituto, el Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó en marzo de 2005 la modificación urbanística necesaria para “ampliar la dotación de equipamientos públicos en la Unidad de Actuación” en la que se proponía la construcción, permitiendo de esta forma su ubicación en el solar elegido, de cara a la cesión del mismo a la Junta de Castilla y León.

Sorprendentemente, indican, «el 10 de mayo de 2005, el entonces concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Segovia, Juan José Conde, anuncia la elección de una parcela distinta a la propuesta hasta ese momento para edificar el nuevo instituto. Por tanto el Ayuntamiento es quien rechaza la ubicación del instituto y no realiza la cesión de los terrenos a la Junta que queda, desde ese momento y durante cinco años, a la espera de los terrenos en los que poder emplazar la nueva infraestructura educativa, por decisión unilateral del Ayuntamiento de Segovia.

Según afirman, la Junta de Castilla y León ha tenido que esperar hasta el verano de 2009 para recibir del Ayuntamiento de Segovia la oferta de cesión de una parcela para la construcción del nuevo Instituto de Enseñanza Secundaria. En el momento de recibir dicha oferta, se requiere desde la Junta de Castilla y León al Ayuntamiento de Segovia la documentación preceptiva e imprescindible sobre la parcela para poder comenzar a trabajar en el proyecto.

El Ayuntamiento remite información incompleta a la Consejería de Educación que, en mayo de este año 2010, vuelve a requerir el informe sobre las posibles afecciones urbanísticas que incidan en el solar y sobre las características del suministro eléctrico. «A fecha de hoy, el Ayuntamiento todavía no ha enviado a la Consejería de Educación los informes requeridos», apuntan.

Por último, explican, «es necesario hacer referencia a las obras que el Ayuntamiento de Segovia ha iniciado recientemente en la zona para solucionar los problemas que plantea al menos un colector para la ejecución del IES en la parcela ofrecida. Obras importantes que están afectando parcialmente al funcionamiento del vecino Centro de Educación Especial “Nuestra Señora de la Esperanza” y que, según ha anunciado el Ayuntamiento, causarán problemas también en Vía Roma: Esta situación hace pensar que la parcela que el Ayuntamiento ofrece presenta problemas en cuanto a sus afecciones urbanísticas, explicando de paso por qué no se da respuesta por los responsables municipales a los requerimientos de informes por parte de la Junta de Castilla y León.

Por ello, concluye el comunidado, «acusar a la Junta de Castilla y León de no hacer nada durante un año para construir el IES de San Lorenzo, cuando el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Segovia ha dilatado durante cinco la posibilidad de comenzar un proyecto que, a estas alturas, ya podría estar terminado, sólo pone de manifiesto la voluntad de tergiversar la información y confundir a los segovianos mediante la manipulación de un asunto de tan importante repercusión social como es éste, en el que la Junta de Castilla y León viene trabajando de forma continuada».