La novia lo ha pensado dos veces y no está muy convencida. Caja Segovia vota esta tarde su entrada o no en el proyecto de Banca Cívica pero los rumores apuntan a un fracaso en las negociaciones. A pesar de la buena sintonía que se ha dejado ver en los últimos meses, y más intensamente en las últimas semanas, entre los consejos de administración, es posible que el proyecto no llegue a buen puerto y Caja Segovia vote hoy en contra de su unión a Banca Cívica. SI hace unas semanas, la fusión fría se daba por supuesto, a principios de esta semana comenzaron a saltar las dudas. Al parecer las discrepancias de la caja vendrían por la cuota de participación de Segovia en el proyecto Banca Cívica, que quedaría muy reducida, en torno al 5%.

En este sentido, el alcalde de Segovia y miembro del Consejo de Administración de Caja Segovia, Pedro Arahuetes, ha dicho hoy que aún no sabía qué iba a votar esta tarde. “Tengo que analizarlo y estudiarlo todo al detalle”, ha dicho hoy en referencia a los informes de fusión añadiendo además que no sabe qué votarán los demás.

Lo que está claro es que la caja segoviana no sueltan prenda, por ahora, en Caja Ávila ya han reconocido que existen algunos roces y dudas acerca de la entrada de esta entidad en Banca Cívica. Así, el presidente de Caja Ávila, Agustín González, ha explicado esta semana que en este tipo de procesos “siempre hay flecos sueltos, siempre hay escollos, pero la voluntad de las partes permite ir entretejiendo y conseguir el final feliz que siempre deseamos” y que “en algunos casos, en las buenas relaciones se producen algunas asperezas pero hay maneras de suavizarlo”.

En cualquier caso, la decisión final será debatida esta tarde, cuando ambas cajas han convocado sendos consejos de administración simultáneos que comenzarán a las 17 de la tarde y que pueden “concluir en 5 minutos o alargarse hasta la madrugada”, han dicho fuentes de Caja Segovia. Esperaremos pues para saber qué han decido y que otras opciones se barajan si la idea de Banca Cívica no sale adelante.