El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, reconoció hoy la necesidad de “adelgazar” las instituciones pero “todas” no solo las diputaciones. A su juicio, Castilla y León “necesita el importante papel” de las diputaciones. Así lo señaló durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde volvió a insistir en la necesidad de “evitar duplicidades” pero en todas las administraciones.

De este modo se refirió al debate abierto por el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre el futuro de las diputaciones. Según explicó, el Gobierno regional cuenta con un modelo abierto que se debatirá en el seno de la Mesa de Ordenación del Territorio, que será una realidad antes de que concluya el mes de noviembre.

“Es un modelo abierto y, por ello, hemos ofrecido un gran pacto social y político” que permita, dijo, “redefinir y modernizar” las instituciones. Para ello, se crearán grupos de trabajo, dentro de esta Mesa de Ordenación del Territorio, para estudiar la “reforma o el adelgazamiento” no “solo de las diputaciones, sino de todas las administraciones”, reiteró.

Sobre el nuevo órgano presentado por Rubalcaba, el denominado Consejo de Alcaldes, De Santiago-Juárez le recordó que lo que necesitan los alcaldes “no es consejo, sino una financiación adecuada para prestar los servicios a los ciudadanos”. Además, le preguntó al candidato socialista por qué, mientras fue vicepresidente del Gobierno, no adelgazó el Ejecutivo. En concreto, se refirió al Ministerio de Cultura que “a parte de desmantelar el Archivo de Salamanca, no ha hecho otra cosa”. “Eso es una duplicidad”, espetó, para pedir al PSOE que “deje de improvisar”.

El consejero de la Presidencia y portavoz remarcó el “papel fundamental” que desarrollan las diputaciones provinciales, más en Castilla y León donde se encuentran más del 70 por ciento de los municipios pequeños y donde estas instituciones dan «un apoyo esencial» al 80 por ciento de los 2.248 municipios de la Comunidad que cuentan con menos de 500 habitantes. No obstante, sí reconoció la necesidad de “redefinir, reestructurar y evitar duplicidades”. Para ello, indicó, el Ejecutivo autonómico está manteniendo reuniones con los presidentes de las nueve instituciones en la Comunidad para, posteriormente, convocar una mesa con todas las diputaciones antes de finales de septiembre.