La Fundación del Patrimonio Histórico restaurará la iglesia de La Santísima Trinidad de Segovia, ubicada en el recinto histórico. La Fundación ha firmado un convenio de colaboración con la parroquia para abordar la intervención que supondrá una inversión cercana a los 760.000 euros. La Fundación del Patrimonio y la parroquia correrán a partes iguales con los gastos.

La iglesia de La Santísima Trinidad acusa daños de tipo estructural tales como desplomes de las fábricas; separación entre las bóvedas y los paramentos; y grietas en varios tramos de la nave, en los muros de la torre, el huso de la escalera, el ábside, el presbiterio y la fachada occidental del atrio. También se aprecia deterioro de los materiales tanto en el ábside o la torre como en la nave, el atrio y las capillas.

La intervención que plantea la Fundación del Patrimonio tiene como fin recuperar la integridad material de las fábricas y los elementos perdidos.

La intervención deberá contemplar actuaciones de limpieza, tratamiento de la piedra, renovación de los rejuntados en mal estado, restauración de cornisas, impostas y otros elementos, repaso completo de las cubiertas y otras actuaciones en el interior, en las bóvedas, el zócalo del ábside y las fábricas.

Los primeros documentos que citan la iglesia de la Santísima Trinidad datan de 1240, aunque fue construida con anterioridad, en el siglo XII. Es una de las iglesias románicas más genuinas de Segovia. La parte más primitiva está en la cabecera.es una iglesia de nave única cubierta con bóveda de cañón. Sobre el crucero se alza una torre defensiva con arquerías de arquivoltas. Al sur tiene una galería porticada del tipo de las que son habituales en Segovia. En su interior, destaca la capilla de los Campo, construida en 1513, con un retablo renacentista de pinturas de influencia italiana.

La Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León es una entidad privada, sin ánimo de lucro, constituida en 1997 por Caja España, Caja Duero, Caja de Burgos, Cajacírculo, Caja Segovia, Caja de Ávila y la Junta de Castilla y León, para fomentar la conservación, restauración y difusión del Patrimonio Histórico castellano y leonés.