Una vez más, Segovia vuelve a ser la protagonista de un medio extranjero; Esta vez el turno ha sido para el prestigioso The New York Times en su edición digital, un artículo firmado por Doreen Carvajal donde recorre las calles e historia de la ciudad en búsqueda de las raices judías de la capital a través de las de sus antepasados.

Tras un comienzo de lo más poético, donde se lee ‘Al caer la tarde, recorrí un laberinto de casas de ladrillo color miel en el barrio judío medieval de Segovia, andando un camino de adoquines sobre los pasos de mi antepasado lejano de hace 16 generaciones’, la autora del artículo, Doreen Carvajal, comienza un relato de ‘espionaje’, inquisición, traiciones y Vaticano al más puro estilo de tramas de ‘Best Sellers’ que recuerdan y recorren la historia de la ciudad de Segovia.

El artículo, publicado el pasado 4 de abril, aprovecha la coyuntura para sumergirse en la Semana Santa de la ciudad, a través del halo misterioso y mágico que la visión de un extranjero dota a una tradición de ‘cofradías de penitentes con túnicas y capuchas puntiagudas que durante siglos marcharon por las calles estrechas en diferentes ciudades como Sevilla, Málaga y Segovia. La primera vez que los vi fue en el sur de España, pasando por un antiguo barrio judío de casas encaladas donde las imágenes me sumieron en una época medieval, cuando los inquisidores con capuchas anónimas se enfrentaban a presuntos herejes, incluyendo mis propios antepasados’.

La puerta de San Andrés, ilustración principal del artículo, está acompañada por las del Acueducto, la torre de Arias Dávila, o las del cementerio judío de la capital, imágenes que se intercalan con las de los antepasados de una escritora enamorada de Segovia que no duda en rememorar épocas pasadas que, aunque no se sabe si mejores, sí fueron determinantes para conformar la historia de lo que es hoy la ciudad.