La Guardia Civil en el marco de la operación denominada ‘Ciclón’, ha detenido a cuatro personas de nacionalidad albanesa, como presuntos autores de numerosos robos con fuerza y en algunos casos con violencia e intimidación, cometidos en Asturias y provincias de Cuenca y Huelva. La detención tuvo lugar en un área de servicio de la localidad segoviana de Villacastín, donde fueron interceptadas las cuatro personas, que han pasado a disposición judicial, según informó hoy el Ministerio del Interior.

Los investigadores analizan la posible autoría de los detenidos en robos cometidos en otras provincias de las comunidades autónomas de Galicia, Castilla y León y País Vasco y Andalucía. 

La investigación comenzó a finales del pasado año tras tener conocimiento la Guardia Civil de la existencia de un grupo organizado dedicado al robo en viviendas en horas nocturnas, en algunos casos empleando violencia sobre los moradores. Tras un análisis criminal realizado por las diversas Unidades de la Guardia Civil de las provincias afectadas, los investigadores, a través del modus operandi y pruebas e indicios obtenidos, pudieron determinar que el grupo podría estar formado por cuatro personas, que se desplazarían desde sus lugares de residencia, ubicados a cientos de kilómetros, hasta otras provincias españolas para cometer los robos y de esta manera intentar dificultar la investigación de Cuerpos de Seguridad. A través de la investigación, se identificaron a los autores materiales de los robos y se centraron sus lugares de residencia en los barrios madrileños de Entrevías y de las Mercedes.

Tras ser sometidos a vigilancia, la Guardia Civil comprobó como cada tarde, el grupo se reunía en un parque próximo a uno de sus domicilios, donde planificaban los hechos que cometerían esa misma madrugada.

El pasado día 12 de mayo, tras reunirse los cuatro miembros, se dirigieron a unos grandes almacenes de material electrónico donde adquirieron walkie talkies portátiles y teléfonos móviles, lo que hizo sospechar al equipo de vigilancia sobre la intención de ser utilizados en algún nuevo golpe que darían esa misma noche. Seguidamente, las cuatro personas, a bordo de un vehículo emprendieron el camino hacia el norte de España por la autopista AP-6 (Villalba-Adandero). El grupo efectó una parada en un área de servicio de la localidad de Villacastín (Segovia), donde el equipo que controlaba en todo momento sus movimientos procedió a la detención de todo el grupo, frustrando de esta manera otros hechos delictivos que cometerían esa misma noche.

En el registro del vehículo que utilizaban, los agentes hallaron guantes, herramientas, transmisiones portátiles empleadas para intercomunicarse entre ellos, o ropa oscura, entre otros efectos. Posteriormente fueron efectuados registros en sus domicilios, interviniéndoles ropa, documentos, dinero, joyas, herramientas, que en la actualidad se analizan para averiguar su procedencia. Las investigaciones han sido llevadas a cabo por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en colaboración con Unidades del mismo Cuerpo de las provincias afectadas.