El tiempo se puso de cara al derbi, y los aficionados no fallaron. El campo municipal de la Albuera presentó una buena entrada y los ánimos mostraban una gran expectación de cara al partido. Los primeros minutos del encuentro dejaron una clara presión por parte de los dos equipos y los goles no se hicieron esperar. Los de La Granja se adelantaban en el marcador en el minuto 4 con un gol de Nacho. La reacción de la Segoviana no se hizo esperar y tres minutos después, Segovia, en un pase de Yaco, coló el esférico en la red con un gol de cabeza. El resto de la primera mitad, poco juego, y mucho desgaste físico por parte de ambos equipos.

La segunda parte arrancaba sin grandes cambios. Los visitantes poco a poco acusaban el cansancio, y la Segoviana lo aprovechó para ganar terreno con cambios que aportaron mayor presencia del equipo en el campo. Y dieron sus frutos, porque en el minuto 27, Agustín, con una jugada en solitario, marcaba el segundo gol para la Segoviana. Un resultado que se mantuvo hasta el final del partido.

Al concluir el encuentro, ambos entrenadores mostraban sus impresiones. Paco Maroto, entrenador de la Gimnástica Segoviana, reconocía que “en la primera parte ellos han jugado muy bien” pero que al final “nosotros hemos sabido aprovechar las ocasiones”. Asimismo afirmaba que “la Segoviana, ha sido justo ganador”.

Por su parte, José Mª Arribas, entrenador del C.D. La Granja reconocía que los problemas físicos al final les han pasado factura. Además señalaba que la Segoviana “tiene jugadores que hacen genialidades como Agustín y que no hay que olvidar que estamos jugando contra uno de los mejores equipos de la liga”.