Bajo el lema ‘La familia: el trabajo y la fiesta’, estandarte escogido pot Benedicto XVI para el VII Ecuentro Mundial de las Familias que se celebrará en Milán en 2012, la Diócesis de Segovia celebra del 12 al 18 de diciembre, una serie de actos para celebrar la Semana de la Familia.

Con el fin de promover una reflexión y un compromiso para conciliar las exigencias y los tiempos del trabajo con los de la familia y para recuperar el verdadero sentido de la fiesta, especialmente del domingo, señalan, la Diócesis ha preparado, como calentamiento para el Encuentro Mundial de las Familias de Milán, la proyección de una película y la celebración de una charla, además de una mesa redonda sobre cómo afrontar el trabajo, el tiempo libre y el desempleo desde la familia, con testimonios de una familia de empresarios, una familia de emigrantes y otra familia afectada por el desempleo. La semana culminará con una celebración eucarística y festiva el último domingo de adviento. Al ser éste el día de la “Virgen de la Esperanza” se dará una bendición especial a las mujeres embarazadas.

El delegado de apostolado seglar, Juan Pedro Cubero, afirma al respecto: «Todos sabemos que la familia es hoy la ‘institución’ más valorada en todas las encuestas, también entre los jóvenes. Es, además, la realidad más cercana a nosotros: todos la conocemos, la sufrimos, la gozamos, la queremos… Pero, por otra parte, hoy la familia está recibiendo embestidas y sacudidas como nunca. No podemos, por tanto, quedarnos en una actitud negativa “maldiciendo de las tinieblas”. Todos y cada uno podemos y debemos “encender una cerilla” y poner nuestro granito de arena».