La DGT prevé unos 770.000 desplazamientos por las carreteras de Castilla y León durante la operación de tráfico del Primero de Mayo, que arranca mañana y se prolongará hasta el próximo domingo. Unos 1.500 agentes de la Guardia Civil participarán en el dispositivo, apoyados por un helicóptero y 1.210 equipos entre cámaras de televisión, detectores, paneles de mensajería y estaciones meteorológicas.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, pidió hoy especial precaución a los conductores en los desplazamientos por carreteras secundarias, ya que en lo que va de año han concentrado el 80 por ciento de los accidentes mortales registrados en la región. En concreto, según detalló en declaraciones recogidas por Ical antes de la Comisión Territorial de Asistencia al Delegado celebrada en Segovia, hasta el 27 de abril se han contabilizado un total de 25 accidentes mortales con 31 fallecidos, seis más que en el mismo periodo de 2013.

Las horas más conflictivas para viajar durante esta próxima operación de tráfico son entre las 17.00 y las 21.00 del miércoles; el jueves, de 9.00 a 15.00 horas; y el domingo, de 12.00 a 23.00. Y los principales desplazamientos, obviamente, “hacia las zonas turísticas de montaña, las de costa y las segundas residencias”, añadió Ruiz Medrano.

Los consejos vuelven a ser los habituales, “revisar el vehículo antes de iniciar cualquier viaje, una conducción sosegada, sin prisas; el cinturón de seguridad en todos los asientos del vehículo”; y por supuesto, al volante, “ni una sola gota de alcohol”, concluyó el delegado del Gobierno.