La subdelegada del Gobierno, María Teresa Rodrigo, ha entregado un vehículo de la Dirección General de Tráfico (DGT) al Ayuntamiento de Segovia, un automóvil que será utilizado por la Policía Local.

El alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, ha recibido el vehículo, un FIAT ULYSSE, y que sustituirá al que, de la misma marca y modelo e idénticas características, la DGT entregó a este Ayuntamiento en 2007. Al acto, que se ha celebrado en la Plaza Mayor, ha asistido el jefe provincial de Tráfico, Mariano Fernández.

La subdelegada del Gobierno señaló que “esta entrega forma parte de la colaboración institucional del Gobierno de España con otras administraciones”.

Explicó que este automóvil cuenta con un mobiliario desmontable, por lo que puede utilizarse como oficina móvil, y tiene capacidad para albergar sistemas de detección de alcoholemia o control de velocidad.

El alcalde de Segovia ha afirmado que este nuevo vehículo ayudará a la Policía Local a realizar una labor más eficiente que la permitirá desempeñar un mejor servicio público.

 

Reconocimiento

La DGT quiere, con esta entrega, reconocer la colaboración permanente del Ayuntamiento de Segovia y de la Policía Local en asuntos relacionados con el tráfico y la seguridad vial.

Así, la subdelegada hizo hincapié en “el trabajo ejemplar que realiza, año tras año, el Parque Municipal Infantil de Tráfico”, al tiempo que reseñó “la constante atención, del Ayuntamiento de Segovia y de la Policía Local, para la puesta en marcha de tareas encaminadas a mejorar la seguridad vial en el ámbito de su competencia, tales como el control del cumplimiento de las normas de tráfico en la ciudad, su intervención en casos de accidentes o la colaboración con la DGT en las campañas específicas que programa, como el control de alcoholemia, de velocidad, el uso del casco, del cinturón…”.

“El objetivo –indicó la subdelegada- es común: la seguridad en nuestras carreteras y evitar accidentes, heridos y desgracias familiares”.