En 2013 los segovianos generaban menos residuos que en años anteriores un hecho que se constata en la cantidad de restos depositados en los distintos contenedores que existen distribuidos por la ciudad. Esa es la tendencia de los últimos años. Mientras que en 2010 eran 23.160 toneladas, es decir, 415 kilos por habitante/año, en 2011 sumaban 22.520 toneladas, en 2012 alcanzaban las 21.208 toneladas, en 2013 se recogían 20.771 toneladas o lo que es lo mismo, 382 kilos por habitante/año.

De esa cantidad total de residuos recogidos en 2013 indicar que 17.933 toneladas corresponden a orgánico-resto, 1.119 a papel-cartón, 920 toneladas son de vidrio, 654 de envases ligeros, 8 toneladas de pilas y 17 de aceite doméstico (un servicio puesto en marcha en 2012). Destaca el incremento experimentado en la recogida de ropa y calzado usado que de los 90 kilos en 2012 ha pasado a los 120 el año pasado.

Además de los 1.956 contenedores distribuidos por la ciudad, barrios incorporados y entidad local de Revenga para el depósito de los distintos residuos (orgánico-resto, papel, vidrio, envases ligeros, ropa, aceite y pilas), los segovianos tienen a su disposición dos Puntos Limpios Fijos (el Peñigoso en la carretera de Arévalo y el Vallejuelo en la calle Guadarrama) y un Punto Limpio Móvil (que recorre todos los barrios siguiendo un calendario preestablecido). Estas instalaciones han ido ganando en usuarios en los últimos años.

Destino de los residuos

Tras la recogida de los residuos, de los contenedores de vidrio, papel-cartón, pilas, orgánico-resto y envases ligeros se encarga FCC (empresa adjudicataria del Servicio municipal de Limpieza Urbana, Recogida y Transporte de Residuos Urbanos); de los contenedores de aceite la sociedad Apadefim 2000 y de los de ropa usada la empresa Ecotextile Solidarity S.L, las fracciones siguen diferentes procesos para su tratamiento y posterior reciclado.

Ecotextile Solidarity SL, la empresa madrileña ubicada en Humanes, se encarga de la ropa y calzado usado depositado tanto en los contenedores situados en la vía pública como en los Puntos Limpios. El 40% del material recogido se reutiliza con su venta en mercado de segunda mano del norte de África (un 1% del total se entrega gratuitamente a la ONG As Kanwies que trabaja en Senegal), el 45% se vende a empresas del sector del reciclado textil para hacer trapos y otros textiles, y un 14% se elimina en el depósito controlado de rechazos de Pinto (Madrid). Del total un 2% es papel o plástico que también se recicla.

Por último, la sociedad Apadefim 2.000 se ocupa de los contenedores de aceite vegetal usado. Una vez almacenado lo transporta a la planta de la Asociación Aspanias de Burgos donde se separa el aceite de sus recipientes. Los envases se transportan a la planta Gestión y Protección Ambiental en Burgos y el aceite usado a fábricas de producción de biodiésel.