El sector de la hostelería expresa su pesimismo después de que la contratación en Castilla y León se ha desplomado un 85 por ciento desde julio, un descenso 9,4 puntos porcentuales más pronunciada que la media nacional (-75,4 por ciento), según recoge un informe sobre las previsiones de recuperación realizado por la empresa Randstad Research.

En Castilla y León, se han dejado de firmar 10.134 contratos en hostelería desde verano, una caída 9,4 puntos más pronunciada que la media nacional, señala el informe con encuestas a 900 empresas del sector. A nivel provincial, los mayores descensos en la contratación en hostelería se han producido en Segovia (-90,8 por ciento), Soria (-89,9 por ciento), Zamora (-89,1 por ciento) y Ávila (-89 por ciento).

En España, se destaca que desde julio el número de contratos firmados en hostelería ha caído un 75,4 por ciento. Así, desde este mes, techo de la contratación en el sector tras la irrupción de la pandemia, se han dejado de firmar 176.182 contratos, pasando de los 233.752 a los 57.570 actuales.

Esto significa que, desde verano, se han dejado de firmar 10.134 contratos en hostelería en la comunidad, pasando de 11.944 a los 1.810 actuales. Así se explica que, “hoy por hoy”, Castilla y León supone el 3,1 por ciento de todos los contratos del país que se firmaron en el sector.

Tras los descensos en Segovia, Soria, Zamora y Ávila, se encuentran Palencia (-85,1 por ciento), Salamanca (-84,8 por ciento), León (83,7 por ciento), Burgos (81,2 por ciento) y Valladolid (-78 por ciento).

Por otro lado, los mayores volúmenes actuales de contratos se registran Valladolid (436), León (346), Burgos (262) y Salamanca (235). Con cifras más discretas se encuentran Ávila (142), Segovia (123), Zamora (104), Palencia (87) y Soria (75).

El informe de Randstad detecta grandes diferencias a nivel autonómico. Con respecto a julio, Baleares (-92,8, Galicia (-91,5) y Cantabria (-88,1) han registrado las mayores caídas en la contratación en hostelería. Las siguen, con descensos también más acusados que la media nacional (-75,4%), Asturias (-87), Castilla y León (-84,8), La Rioja (-83,5), la Región de Murcia (-82,6), la Comunitat Valenciana (-82,4), Extremadura (-76,9) y Catalunya (-76,6).

Ya con caídas menos acusadas que la media, se encuentran Castilla-La Mancha (-73,9 por ciento), Andalucía (-72,2), Aragón (-70,3) y Navarra (-67,8). Los descensos menos pronunciados en contratación en el sector hostelero se produjeron en Euskadi (-58,4 por ciento), Canarias (-45,9) y la Comunidad de Madrid (-31,3).

En términos absolutos, Andalucía (con 16.132 contratos), la Comunidad de Madrid (8.928) y Catalunya (6.433), son actualmente las autonomías con mayores volúmenes de firmas en el sector de la hostelería, hasta el punto de suponer el 54,7 por ciento.