Algunos se sorprenderán al leer que en el callejero de la ciudad de Segovia no existe ninguna vía denominada “Calle Real”. La ‘Calle Real’ no existe, es una realidad intangible formada por tres tramos de calles de emblemáticas personajes muy ligados a esta ciudad. La exposición muestra una recopilación de imágenes y objetos cotidianos de esta ilustre calle, todo ello cargado de recuerdos, con un resorte emocional que a buen seguro traerá a la mente recuerdos inolvidables de muchos segovianos adoptados y de nacimiento.

En la exposición podremos observar multitud de objetos insólitos que poblaban antaño la denominada Calle Real, como varios ejemplos de las viñetas de humor gráfico que cada día hacían los deleites de los niños en las vitrinas de la calle Real o una cigüeña que bebía agua en el escaparate de Calzados Matías. En cuanto a las fotografías, el museo propone recorrer la calle de arriba abajo, desde la Plaza Mayor hasta la desembocadura de la vía en el Azoguejo.

En la presentación, la Fundación ha querido agradecer la colaboración de todas las personas que han realizado las aportaciones para que esta exposición fuera posible, destacando especialmente a Juan José Bueno y Juan Ignacio Davía, que han donado casi el 90% de lo exhibido.

Horario de visitas: 

– De Diciembre de 2010 a Junio de 2011

Martes a sábado:

    de 10,30 a 14,00 h.
    de 17,00 a 19,00 h.

Domingos: 

    de 10,30 a 14,00 h.

Lunes: Cerrado.

 

La Casa del Hidalgo

Al margen de esta exposición, el Museo Rodera-Robles acaba de editar un folleto sobre la historia del edificio que lo alberga y que puede recogerse en el propio museo. Entre los datos interesantes de la historia de esta construcción,  destaca el hecho de que la Casa del Hidalgo es un ejemplo de la arquitectura civil urbana del Renacimiento, construido por los Bermúdez de Contreras y del Río entre los siglos XV y XVI y durante varios años fue sede del Museo Provincial.