Las Juventudes Socialistas de Segovia capital consideran que cada día está más claro que los segovianos son viajeros de segunda en comparación con los restantes usuarios del sistema de transporte público de Madrid. A pesar de que las nuevas Tarjetas de Transporte Público -tarjetas sin contacto que sustituyen a los abonos de banda magnética- se empezaron a implantar el 3 de mayo de 2012, y se presentó entonces el calendario de extensión paulatina a todas las zonas tarifarias del Consorcio Regional, «ni la Comunidad de Madrid, ni la empresa concesionaria ‘La Sepulvedana’, se han preocupado hasta la fecha de explicar si la provincia de Segovia se va a beneficiar de este nuevo sistema, o se la va a excluir por contar con un abono combinado».

El pasado 18 de marzo ‘La Sepulvedana’ afirmaba que el Consorcio ‘aún no les había facilitado los medios necesarios para poder operar con estas nuevas tarjetas, por lo que por el momento, La Sepulvedana sólo podía facilitar la compra del abono joven mediante los tradicionales cupones de cartón del C2′. A raíz de este comunicado Juventudes Socialista dio por hecho que las nuevas tarjetas llegarían a Segovia aunque con retraso, más si cabe cuando la Comunidad nunca ha manifestado lo contrario. «Sin embargo, el pasado martes el Servicio de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid -oficina a la que escribimos tras la nula información que nos proporcionó “La Sepulvedana” esa misma jornada-, respondió afirmando que «al tratarse de un abono combinado [los segovianos] no podemos ser usuarios de la nueva tarjeta sin contacto».