José Ángel Frías, coordinador de Izquierda Unida de Segovia, ha querido aclarar en la rueda de prensa ofrecida esta mañana, 11 de septiembre, que su partido no tiene “ningún pacto Pedro Arahuetes” desde mayo de 2011, cuando tuvieron lugar las elecciones municipales y la reelección de Pedro Arahuetes como alcalde de Segovia, a pesar de lo que manifieste “algún medio de comunicación”, ha matizado.

Asimismo, Frías ha aclarado que lo que se firmó en mayo de 2011 y que permitió la renovación como alcalde a Pedro Arahuetes fue un Pacto de Gobernabilidad entre Luis Peñalosa, concejal de Izquierda Unida del Ayuntamiento de Segovia, y él. “Ni IU ni yo tenemos un pacto con el Arahuetes. Pero nuestra postura y la de Luis Peñalosa son compatibles. Teníamos que elegir entre lo peor y lo malo, y quien tiene la última decisión son los cargos públicos: a nivel federal y regional había unas pautas, y quien conozca a Luis sabrá que le salen sarpullidos de tener que pactar cosas o dar la razón al Partido Popular, y por eso firmó un acuerdo con Arahuetes”, ha explicado.

Este Pacto de Gobernabilidad, según ha matizado Frías, supone que, mientras Luis Peñalosa sea concejal en el Ayuntamiento, “no se va a apoyar una moción de censura, ni se va a facilitar un cambio de alcalde, a no ser que ocurra algo realmente gordo y que haya un cambio sustancial”, ha añadido el coordinador, asegurando que si por él hubiera sido “este señor (Arahuetes) no habría sido alcalde porque, entre otras cosas, no quiso firmar un acuerdo”. De este modo, Frías ha informado que el pacto entre Peñalosa y Arahuetes tiene “no sé si sólo 3 ó 4 puntos”, frente al pacto firmado entre Juan Luis Gordo, Secretario Provincial del PSOE, e IU.

Por otro lado, José Ángel Frías se ha mostrado muy crítico con el alcalde de Segovia. “Para mí las formas del señor Arahuetes son completamente impresentables, y para el resto de IU también”. “Hay que reconocer que en 8 años que el señor Arahuetes de alcalde yo he oído calificativos de todo tipo. En realidad hemos llegado a conclusión: que listo, lo que se dice listo, no es. Es casi casi tan listo como el que asola manteca”, ha opinado Frías, sosteniendo que tampoco es muy “eficiente”, sosteniendo que “a mi compañero y a la Corporación, y a toda la ciudadanía, les ha mentido en un pleno (refiriéndose a la pregunta que le hizo Luis Peñalosa durante el Pleno Municipal del pasado 3 de septiembre sobre si había enviado a la Junta un documento de Urbanismo sobre el aparcamiento de Los Tilos, y Arahuetes contestó que no), y después, más grave todavía, reconoce que ha mentido, cambia de opinión, y asegura que el técnico de urbanismo que envió el informe lo hizo con su consentimiento. Y encima sigue cargando más tintas sobre un funcionario (el jefe de Urbanismo del Ayuntamiento).

Frías también ha enumerado una lista de proyectos del Ayuntamiento con los que él no se muestra de acuerdo, o sobre los que considera que han costado una gran cantidad de dinero a la ciudadanía, entre los que se encuentran el acabado de la Avenida Padre Claret, el embalse de Revenga, el tranvía a La Granja de San Ildefonso, el proyecto “Segovia 2016”, el proyecto de construcción de un barrio entorno a la estación de Segovia Guiomar, el aparcamiento de Los Tilos o la construcción en los Sectores de Reordenación del Territorio A y B. Concretamente, sobre este último punto, ha calificado como “repugnantes” las palabras de Arahuetes como alcalde y como presidente de la Corporación diciendo que “algunos concejales se han visto obligados a votar que sí “al proyecto de construcción de viviendas en esos sectores. “Lo que ha ocurrido con los sectores A y B es para que los 24 concejales (12 del PP y 12 del PSOE dimitan y se vayan a su casa, porque si aceptan presiones para aprobar ‘pelotazos urbanísticos’, como lo calificaba el PP…”. Por ello, Frías asegura que no hay grandes diferencias entre la política del PSOE y del PP.