“Las políticas de Igualdad de oportunidades tienen que ser un factor decisivo para salir de la crisis y garantizar el crecimiento futuro” ha afirmado la Vicesecretaria de Juventudes Socialistas de Segovia (JSE), Lidia Merinero, durante la presentación de la campaña puesta en marcha con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, una campaña que quiere incidir sobre la necesidad de seguir reivindicando y trabajando por el fin del maltrato, por la justicia social, por el derecho a decidir de las mujeres, por la equidad salarial y por la igualdad real entre hombres y mujeres.

“Ninguna economía que pretenda crecer de modo sostenible y avanzar, ningún país que quiera encarar el futuro con garantías puede permitirse el lujo de discriminar al 50% de la población e infravalorar su capacidad para contribuir a la mejora de la sociedad”, ha firmado Merinero.

La Vicesecretaria General se ha mostrado satisfecha y orgullosa del trabajo realizado por el Gobierno de Zapatero en los últimos años en materia de igualdad, y no ha dudado en calificarlo como el Gobierno de la Igualdad, “un Ejecutivo consciente de que no puede ni debe haber espacio alguno para ningún tipo de discriminación ni para los discriminan”.

“Así lo demuestran leyes como la de Igualdad, la de Violencia de Género o la de Salud Sexual y Reproductiva, o las medidas incluidas en la propuesta de reforma laboral realizada por el Gobierno o en la Ley de Economía Sostenible a favor de la igualdad. Necesitamos del trabajo, de la contribución, de las ideas del 100% de los ciudadanos, y para ello es necesario que desde las Administraciones Públicas, empezando por el Gobierno de España y acabando por el más pequeño de los Ayuntamientos, se trabaje de forma seria y responsable en pro de la igualdad real”

“Desde JSE tenemos claro que la sociedad no puede mantener por más tiempo un modelo que reproduce construcciones sociales que colaboran en la exclusión y la desigualdad entre las personas de uno y otro sexo, y nuestro compromiso es trabajar para contribuir a construir ese nuevo modelo, un trabajo que pasa necesariamente por la realización de campañas y acciones de concienciación entre las generaciones más jóvenes, que sin duda van a tener, tienen ya, un papel fundamental en la consolidación de esa igualdad real que tanto tiempo llevan las mujeres reivindicando”.