El idioma, la madera y las nuevas tecnologías protagonizan los primeros resultados de las Mesas de Innovación que puso en marcha la Diputación de Segovia el pasado 21 de febrero. Irlanda, Argentina y Colombia estrenaron el proyecto aquel día, y hoy tomaron el relevo México, Perú y la República Checa.

De las relaciones entabladas en la primera jornada y las visitas de la institución provincial a las embajadas de Irlanda y Chequia han surgido las primeras iniciativas: «Son proyectos muy diversos, la mayoría de exportación, y también gastronómicos, turísticos y culturales», valoró el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, en declaraciones recogidas por Ical momentos antes de que iniciara el encuentro en el palacio de La Faisanera.

De estas iniciativas, Vázquez destacó el «proyecto mixto, idiomático y de emprendimiento», que la Administración provincial prepara para poner en marcha este mismo año con Irlanda: «Se va a llamar ’25 Embajadores’, y serán profesionales, empresarios, que además de perfeccionar el idioma vayan con intención de establecer relaciones comerciales con empresarios en ese otro país».

El presidente de la Diputación matizó que el proyecto todavía se encuentra en plena fase de gestación: «Estamos empezando, en el embrión de ese nuevo proyecto que ha surgido a raíz de la visita a la embajada la semana pasada. Son proyectos que surgen sobre la marcha y esa es la idea porque se trata de eso, de poner encima de la mesa ideas y proyectos para establecer relaciones con todos esos países desde el punto de vista económico, comercial, turístico y gastronómico».

En cualquier caso, la idea es que ’25 Embajadores’ pueda estar listo incluso para el próximo verano, «una primera edición» como punto de partida de «otras muchas». «No se trata de un simple intercambio, tiene un componente comercial y empresarial» para la búsqueda de esas sinergias, incidió Vázquez.

 

Segundas Mesas de Innovación

En cuanto a la segunda serie de Mesas de Innovación, esta vez con Chequia, México y Perú, de nuevo la gastronomía sirvió como eje del encuentro e inspiración para romper el hielo y buscar conexiones en diversos ámbitos de la cultura, el turismo, las relaciones comerciales y el emprendimiento.

«Aquí nos sentimos como en casa, es una gran oportunidad de la que estamos muy agradecidos», destacó Myrna Pérez Varela, responsable de cultura y turismo de la organización civil Colonia Méxicana en Madrid (Comexmad). «México está creciendo mucho en la industria de la tecnología, tiene una mano de obra estupenda y es un país donde vale la pena invertir», añadió.

«Más allá de los galardones que recibe la gastronomía peruana, Segovia ha sido una puerta de ingreso y de flujo de cultura para Perú, pero también una puerta a través de la cual Perú ha brindado mucho a España a través de la gastronomía», apuntó el primer secretario de la Embajada peruana en Madrid, Carlos Barrios. «La gastronomía es un excelente método de mestizaje y eso es una herencia española, porque donde ha llegado se ha creado una cultura», valoró minutos antes de que la periodista Teresa Viejo iniciara el encuentro en La Faisanera.

El palacio acogió el acto central, el prólogo, porque después las Mesas de Innovación se desplazaron a los restaurantes. José María acogió la mesa peruana; Julián Duque, la mexicana; La Codorniz, la checa; y el Ca Techu, de El Espinar, reeditó una nueva mesa Segovia-España.