La Asamblea Extraordinaria celebrada ayer por la Agrupación de Industriales de Hosteleros de Segovia (AIHS) mostró su opinión desfavorable a la construcción del Palacio de Congresos promovido por la Diputación Provincial en La Faisanera desdiciendo así al presidente de la misma, Julián Duque, que había mostrado con anterioridad su apoyo al proyecto.

En declaraciones a Segoviaudaz.es, Duque explicó que de los 300 asociados en la AIHS respondieron a la cita un total de 19 representantes de establecimientos. De ellos, votaron en contra del proyecto 12 personas, principalmente hoteleros según el presidente de AIHS, otros 6 emitieron su opinión a favor y se registró una abstención. Según aseguró, las principales quejas alzaban la voz contra una infraestructura que se construirá a 6 kilómetros de la capital alejando la inversión del núcleo urbano de Segovia.

No obstante, Julián Duque recordó que “la provincia hay que defenderla” porque su puesto representa a los hosteleros de la provincia al completo y no exclusivamente a los de la capital segoviana. Además, achacó la escasa participación a la “falta de motivación” debido a que el Palacio de Congresos de Segovia “se va a hacer sí o sí” sin tomar en cuenta la opinión del entramado hostelero.

No obstante, el presidente de AIHS recalcó que “es momento de cerrar la polémica” y de luchar en conjunto para afrontar otros problemas que afectan a los hosteleros como la limpieza de las vías públicas o el ‘botellón’. Además, recordó que en una maltrecha época de crisis es necesario “trabajar en verano para no pasar un invierno frío” por lo que animó a sus asociados a remar en la misma dirección en un sector que por el momento “es una de las pocas industrias que genera empleo”.