Gas Natural Castilla y León pidió hoy a sus clientes de Segovia que “extremen la precaución ante cualquier indicio de fraude” tras haber detectado varios casos de revisiones fraudulentas en la provincia por parte de una empresa que visita domicilios sin previo aviso en su nombre. La filial distribuidora de Gas Natural Fenosa en la región apunta que ha tenido conocimiento de tales visitas “irregulares” a través de la Asociación de Fontaneros y Calefactores de Segovia (Afyca).

La compañía dirige la advertencia a sus clientes de Bernuy de Porreros, La Lastrilla, San Cristóbal de Segovia, Palazuelos de Eresma, Turégano, el Real Sitio de San Ildefonso, Segovia y las pedanías de Zamarramala y Hontoria. En concreto, recuerda que el reglamento oficial que regula las revisiones periódicas de las instalaciones de gas establece que la inspección periódica corresponde siempre a la empresa distribuidora de gas, que está obligada a realizarla cada cinco años.

Las visitas legales se programan con varios días de antelación y se informa de la fecha mediante una carta y un cartel de aviso en la finca. Además, el pago se efectúa a través de la factura del gas que emite la compañía comercializadora. “En ningún caso el cliente debe abonar la cantidad en el momento de la visita”, subrayaron desde Gas Natural.

Esta inspección incluye la comprobación de la estanquidad y la verificación del buen estado de conservación de la instalación, de la combustión higiénica de los aparatos a gas y de la correcta evacuación de los productos de la combustión, constatando su adecuación a las condiciones reglamentarias de seguridad. Adicionalmente, y de acuerdo al Reglamento de Instalaciones térmicas de los Edificios (RITE), el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas, de la instalación térmica y de los aparatos a gas es responsabilidad del titular o, en su caso, de los usuarios.

En este sentido, el reglamento establece que los equipos térmicos superiores a 24,4 Kwh/año (calderas y calentadores de gas) deben pasar una revisión obligatoria cada dos años. Esta revisión será concertada por el usuario a través del servicio técnico oficial del equipo o la empresa comercializadora, “si existen contratos de mantenimiento que incluyen este tipo de revisiones”.

La compañía energética pone al servicio de todos sus clientes un teléfono de contacto para aclarar cualquier duda relacionada con las revisiones periódicas de gas, así como para conocer más detalles sobre los servicios de mantenimiento que ofrece: 902 330 003. Asimismo, en la página web de la compañía los usuarios pueden encontrar un espacio con información acerca de las inspecciones y cómo prevenir el fraude.