El Ayuntamiento continúa con la renovación de las áreas infantiles de juego. Ahora le llega el turno al Barrio Incorporado de Fuentemilanos. El Alcalde, Pedro Arahuetes, acompañado de la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, ha comprobado el resultado de los trabajos realizados en esa zona, un espacio al que acuden habitualmente los más pequeños para jugar. El área, tanto el arenero como los antiguos columpios, necesitaba de una intervención que ahora ha llevado a cabo el Ayuntamiento, acondicionando el espacio a la normativa actual y aumentando la capacidad de acogida, haciendo más agradable a los vecinos la estancia en este lugar.

Teniendo unas dimensiones suficientes para el disfrute de los niños, se ha compactado la arena existente sobre la que se ha echado una capa de 30 centímetros de arena de río lavada, una capa que permite amortiguar los posibles impactos.

A continuación, en el arenero de 144 metros cuadrados, se han instalado los elementos de juego nuevos y acorde con la normativa vigente, balancines y tobogán en sintonía con los instalados en otros parques urbanos de la ciudad. La inversión realizada alcanza los 15.000 euros.