Foro Social de Segovia, convocó hoy a las doce de la mañana una cacerolada frente a las oficinas centrales de Caja Segovia, en la avenida de Fernández Ladreda, con el fin de recoger firmar para la aprobación de la Dación en Pago. El reducido grupo de indignados de la ciudad allí representado procedió a la lectura pública de un manifiesto a través del que mostraron su indignación, su dolor y su posición contraria al rescate de Bankia y a la petición al Gobierno de una cantidad superior a 15.000 millones de euros para cumplir con su plan de viabilidad, situación que se da “mientras a los ciudadanos día tras día nos niegan el pan y la sal”, así recalcaron los manifestados colocados frente a la puerta principal de Caja Segovia.

Además, frente a unos recortes económicos de más de 10.000 millones de euros en Educación y Sanidad, los indignados de Segovia denunciaron con su manifiesto que, mientras los derechos más básicos no son atendidos dignamente, los dirigentes de Bankia, se prejubilaron con cifras millonarias, amparadas por acuerdos blindados totalmente apoyados por la ley.

El colectivo mostró su dolor destacando también los más de 300 desahucios diarios que se dan en todo el territorio español, de los cuales, tal y como señalaoron a través de la lectura del manifiesto, Bankia ejecutó un número importante de ellos.

De este modo, “exigimos que en estos desahucios, se permita la Dación en pago y Condonación de la deuda; práctica que funciona en una gran mayoría de países europeos. Exigimos para estas familias desahuciadas, un alquiler social, para así evitar que familias enteras se queden en la calle”.

Los indignados finalizaron la lectura del manifiesto dejando claro que no pueden consentir, que con dinero público se sanee un banco arruinado por la mala gestión de sus dirigentes, para posteriormente ser vendido de nuevo.

Tras la lectura, acompañada de un gran estruendo formado por el golpeteo de las cacerolas, trompetas y tambores, los indigandos se instalaron junto a la puerta de la oficina principal de Caja Segovia para conseguir firmas en favor de la dación en pago.