En noviembre de 2012 el Ayuntamiento de Segovia, a través de la Empresa Municipal de Suelo y Vivienda (Evisego), comenzó las obras en la parcela municipal en el sector denominado Antigua Prisión Provincial (Sector NC-G-03-S) para la construcción de 20 viviendas protegidas.

Esta mañana, la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y el concejal de Urbanismo, Alfonso Reguera, han realizado una visita de fin de obra a los dos edificios ubicados en la Avenida Juan Carlos I número 5 y 7.

Las obras han sido llevadas a cabo por la empresa segoviana Construmad J.M., S.L. y, junto a esas 20 viviendas de dos, tres y cuatro dormitorios, el edificio cuenta con 34 plazas de aparcamiento, 22 trasteros y locales comerciales de distintas dimensiones.

El inmueble, desarrollado por los arquitectos Joaquín Albertos Diez y Miguel de Andrés Hernando, se ha construido con una serie de características en la construcción que delatan una gran eficiencia energética, no solo en el producto final, sino en el desarrollo de la propia obra.

Los acabados del edificio en general se caracterizan, entre otras ventajas, por su gran durabilidad con respecto a otros materiales tradicionales, así como su bajo o nulo coste de mantenimiento. La envolvente exterior del edificio se ha previsto con un sistema de paneles prefabricados de hormigón arquitectónico, cuyo uso permite dar continuidad y homogeneidad al aislamiento del conjunto, consiguiendo un gran ahorro energético en obra, mayor durabilidad y menor mantenimiento.

Otra característica constructiva a destacar es la distribución interior, con tabiques secos, tipo Pladur, con espesores mayores a los mínimos para el sobrado cumplimiento de las distintas normativas sobre aislamientos térmicos y acústicos.

Asimismo se han realizado importes mejoras con respecto al proyecto inicial, como la colocación de doble aislante en los cerramientos exteriores mediante doble plancha de 90 mm. de espesor de lana mineral de vidrio URSA TERRA lo que hace que las viviendas tengan un aislamiento técnico y acústico superior a lo establecido en normativa (doble), con esta modificación mejora notablemente el comportamiento técnico y acústico de las viviendas, y a su vez las viviendas consumen menos energía.

Con este proyecto lo que se ha pretendido es satisfacer las necesidades de vivienda a un sector de la población, sobre todo los jóvenes, que necesiten una vivienda en la ciudad, a precios asequibles. De hecho, las viviendas se vendieron en apenas dos meses.

Aunque se trata de una promoción pequeña, en el contexto actual de situación económica y de baja actividad en el sector inmobiliario, esta construcción ha contribuido a reactivar la economía local y dar trabajo a personas en paro y a empresas auxiliares del sector.

Hace una semana, el pasado 25 de junio, el Ayuntamiento concedía la licencia de primer uso y ayer, 1 de julio, la Junta de Castilla y León la calificación definitiva por lo que las viviendas se podrán entregar a sus compradores, jóvenes en su mayoría, a partir de mañana.