La Federación Nacional de la Mujer Rural (Femur) ha destacado el trabajo de varias mujeres en diferentes ámbitos dentro de la jornada ‘Premios Nacionales Mujer 2010’ con motivo de la reciente celebración del Día Internacional de la Mujer. La presidenta del PP catalán, Sánchez Camacho; las cantantes Paloma San Basilio y Sonia Fausto; la modelo y presentadora Sandra Ibarra; la empresaria Pilar Gómez-Cuétara; la enfermera Carmela de Pablos; y las cinco propietarias de la bodega Pinedo Meneses fueron condecoradas por la organización femenina que preside Juana Borrego.

El acto tuvo lugar en el teatro Juan Bravo, que estaba lleno de mujeres y donde las protagonistas hicieron gala de su reconocimiento a las féminas rurales. Cada una agradeció la labor de Femur en pro de las mujeres reivindicando la igualdad, la cotitularidad de las explotaciones agrarias, y a favor de la formación.

La enfermera Carmela de Pablo, vallisoletana de nacimiento aunque segoviana de adopción, lamentó la reducción en el último año del porcentaje de puestos directivos que ocupan las mujeres. Autora de 14 libros reconocidos por el Ministerio de Sanidad como manuales de formación, quiso acabar con una visión optimista, señalando que si poder es querer, “soñar es lograr”.

Pilar Gómez-Cuétara, viuda del empresario segoviano Tomás Pascual, fundador del grupo Pascual; y Sonia Fausto, cantante nacida en Guatemala que colabora, de forma habitual, con los proyectos que emprende Femur, también destacaron la labor de esta organización que agrupa a miles de mujeres.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, recordó que el partido que dirige defiende la unidad de España, agregando que ella se considera “profundamente catalana y profundamente española”. La política popular sacó a relucir sus vínculos con el mundo rural –es hija de agricultor- acabando con una cerrado elogio del papel que desempeñan las mujeres en ese ámbito.

La modelo Sandra Ibarra llegó al corazón de las presentes al recordar que ha vencido en dos ocasiones su lucha personal contra el cáncer. “Hay mucha vida durante el cáncer”, señaló antes de recibir el aplauso del auditorio. A continuación, las socias de la bodega Pinedo Meneses, de la DO Cigales, recibieron su aplauso por ser una empresa gestionada únicamente por mujeres. Por último Paloma San Basilio hizo una alabanza a la condición femenina y dijo que a las mujeres “no nos ha tocado el mejor papel en la historia”, a pesar de que “en muchas ocasiones han sido sometidas y masacradas”. Y acabó entonando una de sus canciones más conocidas.