El Ayuntamiento de Segovia y profesionales de la hostelería de 9 establecimientos del casco antiguo de la capital ponen a prueba durante estos días un sistema de acceso a la Plaza Mayor para los clientes alojados en sus establecimientos. Según fuentes del consistorio, se trata de un sistema informático que reconoce los datos de matrículas de los alojados a través de las cámaras de control, con el fin de evitar las multas que se emiten por acceder a la Plaza Mayor sin permiso.

Los hosteleros deben recoger los datos a través de un fichero informático que enviarán al Departamento de Tráfico del Ayuntamiento, una vez por semana. En ese documento se incluirá la información sobre los vehículos de los clietes alojados durante toda la semana en sus establecimientos, de lunes a domingo. Esos datos se incorporarán directamente al registro electrónico municipal sin necesidad de volver a transcribirlos. Los establecimientos dispondrán del justificante de que su información ha sido procesada correctamente en sus ordenadores.

El sistema, aún en pruebas, implica la participación directa de los hoteleros, y se enmarca en el proceso de modernización de la Administración local. El registro para los hoteleros es voluntario. Quienes prefieran continuar utilizando el Registro General del Ayuntamiento para presentar el listado con las matrículas de los vehículos de sus clientes lo podrán seguir haciendo.

Según fuentes municipales, el método propuesto a los establecimientos hoteleros ‘supone un avance significativo en el registro telemático que acerca, cada día más, al Ayuntamiento a la sede electrónica’.