El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, destacó hoy el compromiso de España con el cuidado y puesta en valor del patrimonio nacional y mundial, y recordó que el país es la segunda nación “con mayor número de bienes inventariados y reconocidos como de valor universal excepcional”.

Su Alteza Real fue el encargado de cerrar el acto de inauguración del Encuentro Internacional que durante dos días reúne en La Granja de San Ildefonso a altos responsables del Patrimonio Mundial en España, con el objetivo de analizar la situación actual y los retos ante el próximo 40 aniversario de la Convención de Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.

En su alocución, don Felipe se refirió a las ventajas sociales y económicas que conlleva la protección del patrimonio. En este sentido dijo que la gestión del legado “suscita la cohesión de la comunidad en la que se encuentra, estimula la responsabilidad social y empresarial, y multiplica la función de bienes históricos o naturales” como fuente de prosperidad para la población de su entorno”. También hizo un llamamiento a los responsables del cuidado y protección de los valores históricos y naturales, y dijo que el patrimonio “debe ser preservado, realzado y transmitido a las generaciones futuras”.

 

Cálida acogida

Los Príncipes, que fueron recibidos por más de dos centenares de personas a las puertas del Palacio Real, dedicaron sus primeros instantes a los niños de los colegios de La Granja y Valsaín, que les vitorearon a su llegada. Tanto don Felipe como doña Letizia les saludaron durante varios minutos, antes de proceder a la inauguración oficial del encuentro. 

Ya dentro del Palacio, en una de las salas del Museo de Tapices, y en presencia de la directora general de la Unesco, Irina Bokova, el heredero de la Corona agradeció el trabajo de la institución internacional a favor de la protección del patrimonio “como raíz de culturas, catalizador de la iniciativa social y como fundamento del diálogo y colaboración entre naciones”.

El Príncipe, que estuvo acompañado por doña Leticia Ortiz en todo momento, recordó que España cuenta actualmente con 43 bienes culturales y naturales, siendo el segundo país del mundo con mayor número de bienes incluidos, sólo por detrás de Italia.

El estado de todo este conglomerado será analizado por los expertos, que estudiarán cómo estimular a sus ciudadanos el respeto por los bienes culturales de cada Estado, que deben ser difundidos y transmitidos a las generaciones futuras.

El encuentro busca reconocer la enorme riqueza y diversidad de los bienes del Estado español, mantener el compromiso con su preservación y reforzar el espíritu de cooperación de la Convención de Patrimonio Mundial.

Al encuentro, organizado por el Ministerio de Cultura, asistieron la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, la directora General de la Unesco, el presidente de Icomos, Gustavo Araoz, y la directora general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Julia Marton-Lefevre. También participó el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y alcaldes de las ciudades patrimonio.